lunes, 18 de enero de 2021

Chácharas: ¡Ay, pero no se rían, ombe!

(Reedición; Se publicó originalmente, en agosto del 2010)
Por Henry Osvaldo Tejeda 
Este mundo, a decir muchos está muy mal equilibrado porque según lo que se dice, las riquezas están en muy pocas manos y los pobres son cada día más pobres. El pobre perdió la capacidad de reír, y el rico no sabe llorar, y si se le ocurre hacerlo, lo hace con altura (...?). El pobre tiene muchos obstáculos para reír, el rico tiene obstáculos para llorar. Soy de opinión de que el pobre, dentro de todas sus limitaciones, que son bastantes, puede tratar de ajustarse a sus posibilidades y hasta vivir como los ricos proporcionalmente de acuerdo a su situación, parecido a los ricos, es decir, seguir siendo pobre en el fondo pero pareciéndose un chin los ricos en la forma. Dije,  no se rían,   ombe!
 
Bueno, debo bajarle algo a eso porque creo que me pasé un poco y lo reconozco, pero por favor, entiéndanme y no se rían ombe, porque este es un análisis de buena fe que trata de llevar aliento a mis descascaraos lectores que hoy están sin trabajo; ya lo saben, ¡no se rían! No voy a decir todas las formas que tienen los ricos para gozar y sentirse feliz de la vida, solo quiero referirme a las opciones que tiene el pobre (y que no las ve) para tratar de que su "trapo´e vida" pueda ser algo más llevadero y hasta gozar como los ricos, pero que no se me hagan un masturbación mental, porque seguirán siendo pobres. ¡Aparéjenme este piojo! ¡Qué joder, pero   no se rían, ombe! 

Hay algo de lo que visto que hace la gante pobre en los patios de sus casas, sentados en una silla de guano o en lo que sea, y parece que eso es riquísimo, Me refiero a meterse el dedo gordo de la mano entre los dedos de los pies, y llevárselo la nariz para sentirse extasiado oliendo el aroma del "sicote"; me dicen que eso es sublime, y mucho mejor, cuando se jurungan entre los dedos gordos de los pies. 
Me dicen que, hasta sale una zarruma parecida a bollitos de harina en miniatura, como cuando te rastrillas un par de dedos por una parte del cuerpo donde hay alojado un sucio viejo por falta de baño. Para que los bollitos de sucio, que también se parecen a los chulitos de yuca (en miniatura, claro está) salgan bien, uno debe pasarse los dedos por encima del sucio como si hacen los que venden frío frío, es decir, de la forma como usa el guaya hielo, pa´llá y pa´ca y de atrás pa´lante encima del block de hielo. ¡Carajo, no se ría!, no me venga Ud con "( requengüeques dizque privando en fruta fina, no señor, no niegue que usted se ha metido sus dedos entre los dedos de los pies y se los ha olido por lo menos, unas cien veces en su vida, porque eso lo hace hasta el más "agentao" y privón de los humanos de nariz empingorotada. Y se ría, ombe! 
Para ser felices como los ricos, siendo pobres.
Pondré como ejemplo a los "guachimanes" que, cuando están solos en su trabajo, en lugar de estar pensando en la deuda con el colmado, o en lo que está haciendo su mujer mientras él está cogiendo la mala noche o quizás en sus interminables problemas debería buscarle el lado amable a la vida, quitándose los zapatos y empezar a gozar de las delicias que les brinda la jurungadera con los dedos y el "sicote". 
Solo tiene que cerrar los ojos, meterse cualquier dedo de la mano derecha entre los dedos de los pies y. ¡Zas! A gozar la vida loca. Hay gente que tienen los dedos gordos de los pies, parecidos a la baraja española llamada el As de Bastos, que tiene la forma de un Cactus. ¡Ofrézcome, pero que vaina más fea! Pero esos dedos, así retorcidos y feos son ideales para la delicia de oler el sicote. Un pobre que haga esto, siente tanto placer como si fuera de la clase alta, con la única diferencia de que el rico, se va donde una pedicurista y hasta se duerme mientras la mujer le jurunga en los pies, y si lo vemos bien, este señor no goza ni un chin  de lo mismo que goza el pobre cuando se mete el dedo entre los pies, y luego lo huele. Me asombra, ver  todos los nombres que se inventan para cualquier vaina; dizque pedicurista, manicurista, maldicuristas (Léase, pedófilos) etcetericurista. Todos inventan nombres, yo también me invento los míos; no soy menos que nadie y la palabra escrita es gratis, por suerte, el PLD no le pudo poner impuestos; nos salvamos de esa.
Lo que vi de la palabra "sicote"en mis rebuscaderas, no es la que usamos en Ocoa, yo sé que trata de la "zarruma" que se forma entre los dedos de los pies por el sudor y el "descascaramiento" de la piel, que "jiede" más que un italiano con tres días de trabajo sin bañarse.
¡Pura cebolla podrida! Nada tiene un perro muerto, qué envidiarle a un italiano que tenga varios días sin bañarse. Si se hace un trueque sobre dos cosas bien “jediondas”, entre alguien que da un italiano y otro da un perro muerto, el que da el perro sale perdiendo; nada “jiede” como los italianos. Bueno, los médicos tendrán su definición de lo que es el "Sicote, pero yo sí sé que eso es familia de la mazamorra, a lo que hoy llaman le cambiaron el nombre y ahora le dicen Pie de atleta, pero dondequiera que eso se mire ambos nos llevan al mal olor. No profundicen mucho en esto, recuerden que estas son chácharas vivenciales y por lo tanto, puedo decir lo que salga del ministerio del juicio mío, todo lo que quiero y cuando me venga en ganas.
Olvidaba decir que, aquí le decimos "zarruma" a los pequeños desperdicios que quedan de algo mayor, algo así como una "borona", como una "jarinita. ¡Maldición! Ahora sí me jodí, me metí otra vez "pa lo hondo". Ya dije borona y jarinita. En realidad eso es como......¡Ay, hombe, no jodan ustedes, no soy ningún profesor de Lengua Española, salgan a las calles que ahí es que se aprenden todas esas pendejadas! Mientras tanto, debo seguir con mis chácharas, y ya no quiero enredarme en las marañas del idioma.
Otra manera de hacer la vida más llevadera, es cogiendo un lapicero, un cuaderno y anotar la cantidad de mosquitos que durante tres días (Viernes, Sábado y Domingo) puede usted matar "a galleta limpia" (A mano plazos), o si lo prefiere, con un cartón. Eso le hará pasar un fin de semana de lo más entretenido, y hasta puede invitar a los vecinos para hacer competencias a ver quién mata más zancudos durante el fin de semana. ¿Quién quita que, haciendo competencias de asesinar mosquitos, ayude usted a acabar con el Dengue en su barrio? ¿Están viendo que sí hay alternativas para ser feliz como los ricos, aunque se siga siendo pobre? ¡Ay, no se rían, ombe! Esa actividad en un rico, equivaldría a pasarse una noche entera aplaudiendo a Pavarotti, o a José Carreras en una ópera. Mientras el rico aplaude, usted se las pasa tirando mano plazos "a troche y moche", y si lo hace durante un año cada fin de semana, hasta "molleros" le salen. 
¿Se imagina usted, que siendo un gordo y más feo que un año de hambre atrasá y "arrancao", parecerse a Arnold Schwarzenegger? ¿No se le antoja? ¡Claro que sí! Entonces, empiece a matar mosquitos cada fin de semana y olvídese de los problemas. ¡Ay, pero no se rían ombe!  Voltee la arepa de su vida y hágala útil, se usted sufre de estreñimiento, puede coger un fin de semana para purgarse tranquilo en su casa, pero si quiere irse a un río tiene que asegurarse de tener unos matorrales cerca para cuando la trompeta de la barriga le suene el toque de "juidero", para que le dé tiempo de quitarse los trapos de encima y no tener que hacerse un político morado…..Noo, perdón, he querido decir, hacerse ñeca en los calzoncillos.
Pues bien, solo tiene Ud. que comprar un buen purgante, se lo toma por la mañana y mientras le hace efecto, búsquese un libro que hable de las buenas costumbres y siéntese cerca de la letrina (recuerde, que estoy hablando de gente "descascará", que no tiene un "rubito" en su casa ( léase, un sanitario blanquito como las nubes y moderno) para cuando tenga que salir "bandiao" hacia el "excusado" (no me explico por qué carajo le dirán excusado; no he sabido de nadie que le haya pedido excusas ese albino) no le quede muy lejos y pueda aplastarse a su antojo y plácidamente.
Así, disfrutará usted de un feliz fin de semana y hasta habrá leído un libro, pero si usted no es amigo de ese tipo de lectura (como las sanguijuelas chupa cheques que tenemos en las cámaras legislativas), búsquese un juego de barajas y póngase a jugar solitario. En un rico, eso equivaldría a jugar póker en el casino de un lujoso hotel. ¿Ven ustedes, que sí se puede hacer lo mismo que hace un rico, con pocas diferencias? ¡No se rían,ombe! 
Por último (ya se me están haciendo muy largas estas chácharas), si es usted un pobre campesino búsquese una yagua de palma seca y súbase a una lomita bien inclinada, siéntese en la yagua, empiece la cuenta regresiva y coja jarda abajo; ya se dará cuenta de la sensación que sienten los ricos cuando se van a esquiar a Los Alpes suizos. ¿Ven ustedes, que solo hay que animarse para vivir como los ricos, aunque usted viva en la más espantosa prángana? Tengo otros ejemplos, pero si los digo aquí, sé que voy a ir preso por política, por tanto, aquí los dejo ¡Pero no se rían, ombe!

 

viernes, 1 de enero de 2021

EMBARRANDO CUARTILLAS: UN CHIN PA´TO´EL QUE TIENE LA BARRIGA PA´LANTE

Por Henry Osvaldo Tejeda, 
Hoy, me cogió con revisar eventos que se han dado desde la llegada del PRM y de Luis Abinader a la presidencia de la república. Vi el buen ánimo y la firmeza con la que el presidente ha dictado disposiciones, las ganas que le ha puesto a lo que ha creído que debe hacerse y por los resultados, las cosas les han salido relativamente bien, porque hay actuaciones de parte de la población, de su partido y de su propio gobierno que las hacen chocar con sus propios intereses, y muchos por lo bajo, acuden a la rebeldía, pero se dan cuenta de que cuando el presidente dice que la burra es baya, es porque tiene los pelos en la mano, y se tranquilizan, al menos por el momento. Veo rebeldías en la calle por parte de la población insensata, léase el tigueraje, pero también gente de otras esferas sociales más elevadas que las de los jodíos de verdad, que al parecer no entienden que el pueblo cambió y que Luis Abinader trata de ayudar para que ese cambio sea real y aplicable a todas las estructuras del estado. 
Veo generales privando en guapos, unos indisciplinados e irrespetuosos exigiendo respeto; religiosos que saben más de aborto que las mujeres que han tenido veinte partos; veo políticos corruptos asustados, haciendo de todo para evadir los tribunales y la cárcel; legisladores aferrados a unos cuartos del pueblo llamados barrilito; veo las viejas bocinas cobrando todos los millones de chaflán, aun después de haber perdido el gobierno que los hizo millonarios por hablar mentiras; veo diputados haciendo lo que les da la gana, atentos a que fueron elegidos y no pueden ser cancelados por el poder ejecutivo; veo asociaciones de dueños bares y establecimientos de diversión, que solo piensan en sus cuartos, y que quieren que la desgracia de la pandemia solo les corresponda asumirla al pueblo jodío, y no a sus negocios. Veo un comunicador nombrado por el poder ejecutivo como asesor de prensa, y que prefirió pedir su cancelación, para ponerse a venderle publicidad al estado en un gobierno de su partido; es lo mismo que una bocina. 
Vi a unos presuntos ladrones acusados de haberse ladueñado de cientos de miles de millones de pesos del pueblo, cuando eran llevados a "rompicuesco", amarrados como andullo  rumbo a una cárcel de máxima seguridad. Todo eso se debió al trabajo de un grupo de fiscales, a los que se les metió el diablo y se querían comer a los imputados. Si sus palabras hubieran sido  balas, hoy no hubiera uno de esos acusados con vida. Ofrézcame! Eso trajo alegría colectiva en el país, porque ya nos estaba pareciendo que esos malandrines se podrían haber salido con las suyas; pero ahora, las cosas parecen que realmente están por cambiar; se volteó la arepa.    
Veo un tigueraje en la calle, renuente a cumplir con las restricciones tomadas por el gobierno, para detener el contagio de la pandemia del Covid 19. He visto varios ex funcionarios ladrones del gobierno pasado, queriendo coger las de Villa Diego hacia el extranjero, y cuando les pusieron la reversa,  dijeron que no iban a viajar,  que solo iban a comerse un mangú a la cafetería del aeropuerto, pero se iban con toda la familia. Veo al gobierno cogiendo las cosas en serio con el asunto de la pandemia, bueno, no tan en serio, porque han sucedido unas que otras bellezas en las que se debió actuar con dureza, y no se hizo. En fin, se ha visto toda una gama de situaciones propias del sub desarrollo, y de las malas costumbres adquiridas por algunos mañosos, que se han acostumbrado a hacer lo que siempre les  ha dado su maldita gana, porque han con tado en todos los casos con el  apoyo por malos y corruptos gobiernos como los del PLD. 
Bueno, el hecho es que hoy desde mi Covidiano encierro, sentí deseos de embarrar unas cuantas cuartillas; y digo embarre, porque no soy periodista, pues apenas soy un escribidor frustrado que ha querido decir algo el día uno del nuevo año 2021, pero antes, iniciaré con dos tuits hilvanados que hoy subí a esa plataforma social y que espero que el presidente Abinader y su señora esposa, a quien le digo Mi Doña, y a la que creo que ha sido la primerísima de las primeras damas, pues de ella  se hablará de un antes y un después de su paso por la casa del los horrores comesolianos, léase, el palacio nacional, por el fervor, el entusiasmo y el amor que le pone a todas las actividades que lleva a cabo, hace que las ya pasadas primeras damas sean poca cosa o casi nada, en cuanto a servir para algo desde el gobierno. Es mi deseo que ella y Luis cojan todo lo que digo  con su avena y por el lado amable, y que me se recuerden de mandarme lo mío \item=Laugh_01 \item=Laugh_02 bueno bueno, esto es solo una chercha, pues lo único que deseo en estos momentos, es ver a todos y cada uno de los delincuentes del pasado gobierno que asaltaron  al estado, metidos en un cepo y enliados como andullos.
MIS MENSAJES EN TWITTER: 
"Si desde el inicio de su gobierno, ante el irrespeto de terceros a las medidas tomadas por Abinader y su gobierno, la reacción de este es dar solo un golpe en una mesa, pronto veremos muchas mesas rotas además de las consecuencias; de hecho, ya las estamos viendo, solo ha que ver todas las fiestas clandestinas en los distiintos barrios de la capital y el país, y los grandes eventos que de manera insensata se vienen llevando a cabo en los hoteles de Punta Cana. ¿A quién carajo le tiene miedo Luis Abinader, porque hasta donde yo sé, él no le debe la presidencia a Punta Cana? Ya salió a relucir de nuevo el tayotaje deAbinader, que ya estaba dejando atrás luego de ser presidente. Digo esto y  no por joder la paciencia, porque he sido, soy y seguiré defendiendo al presidente porque lo está haciendo parecido a como simplemente soñé que se deben hacer las cosas, pero claro está, solo lo voy a defender hasta que me sea imposible defenderlo. 
Ahora solo estoy haciendo un ejercicio mental sobre lo que algunos dirán que son pequeñeces eso de las fiestas ilegales, comparadas con lo que hizo el pasado gobierno. No señor, dejar hacer, es tan malo como lo peor que pueda pasar, porque ahora estamos hablando de la vida de once millones de personas y que grupos de malditos cherchosos pega virus, no quieren entender que están contagiándose en la calle para luego ir a su casa a contagiar y posiblemente a matar al resto de la familia. El dejar hacer, trae sus propias consecuencias. Los gobiernos se desgastan no solo por el tiempo en el poder; tampoco los pueblos se jartan de los buenos gobiernos así por así; algo debe pasar para que eso suceda, y cuando pasa, es porque se viene cocinando poco a poco. Varios motivos hacen caer a un presidente en el ya famoso tayotaje; veamos dos o tres: hacer gala de una decencia desmedida, que es lo mismo que ser más papista que el papa; no actuar en consecuencia cuando debe hacerlo por temor a las críticas de la oposición o de cualquier sector de la vida nacional, o de gente mal intencionada de su partido; dar visos de irresponsabilidad, dejando de hacer lo que manda una situación determinada, ya sea por temor o por falta de cojones, cayendo en lo que siempre ha caído tantos presidentes; no tomar medidas responsables por el temor de perder votos. Para ser justo, ese no es tema no está ahora en el tapete ni en la mente de Luis Abinader, pero siempre se presenta en el palacio nacional durante las campañas electorales."

Todo lo antes dicho, entre otras cosas más, es un camino directo al tayotaje que puede dañar a quien crea que está haciendo el mejor de los gobiernos. Un presidente como el actual, debe saber usar sus dos manos, es decir, pasar una de ellas de manera suave y de manera elástica sin pasarse de bueno, pero con la otra, golpear a quien, o quienes irrespeten las directrices del gobierno y las leyes del estado. En resumen, Suavizar con una mano, y golpear con la otra a quien deba golpear. La mejor referencia para que un presidente actúe en el presente y en el futuro, es el pasado, porque no hay presente ni futuro sin un pasado. Cuando los pueblos exigen buenos gobiernos, es por lo que ya conocen y han sufrido con otros en el pasado. Esas exigencias estarán presente cada día, a cada hora y a cada minuto, y es por eso que hoy, se le reclama a un gobierno hacerlo mejor que ayer, pero ya mañana se le reclamará no haber hecho lo que debió hacer hoy; esto parece ser un trabalenguas, pero no, esta es la pura realidad. 
A Bértold Brecht, se le achaca la frase en la que, al referirse a las luchas de los verdaderos revolucionarios; él dice en la frase que los hay buenos y muy buenos, pero que solo los hombres que luchan toda la vida son los imprescindibles. Ahora me dirijo al presidente Abinader. Usted, como el ejecutivo de la nación, debe estar día a día luchando por hacerlo bien, pues no basta con haber empezado a hacer las cosas más o menos bien porque las que estará usted entre los imprescindibles de la frase; si no continúa de la misma forma en que comenzó y hasta mejorarla, podría caer usted relativamente, entre los imprescindibles, pero bajar el moco y no ser constante en su proceder, podría terminar no solo en el renglón de los muy buenos y de los buenos, sino, como cualquiera que haya sido de los peores; el hecho es terminar entre los imprescindibles.
Entonces, presidente Abinader, aunque con ciertos entuertos que usted empezó y que aún están por por ser enderezados, usted comenzó a gobernar bien y de la mano del pueblo, pero eso no lo coloca en el renglón de los imprescindibles, pues, para permanecer en ese grupo, debe estar día por día encima de los problemas que aquejan al pueblo, y oyendo sus reclamos por la vía que sea, sin dejarse meter los pelos pa´dentro de los ya famosos poderes fácticos, a los que usted puede manejar bien, pero sin llegar a hacerlos más poderosos en detrimento del pueblo pobre. Si usted logra hacer bién todo eso, en solo cuatro años pudiera usted estar relativamente entre los imprescindibles, y digo relativamente, pues la frase habla de luchar toda la vida, y yo me refiero a solo cuatro años que pudieran ser ocho. Si usted logra gobernar pensando en las palabras "Los imprescindibles" le aseguro que usted no tendría que hacer campaña proselitista para el próximo periodo presidencial, porque ya la misma estaría hecha y basada algo mejor, basada en hechos reales sobre los logros de su gobierno, y no en próximas promesas de campaña; son pocos los que logran eso, pero de lograrlo, sería el pueblo que le pidiera a gritos que siga en el poder, aunque con la boca, el pueblo viole la constitución al exigir su permanencia en el poder más allá de lo establecido. 
Mire usted, señor presidente, el alcance de hombres imprescindibles. ¡Anímese y métale mano a los que tengan que metérsela, no deje que su manotazo en la mesa quede sin efecto! En este país, todos, yaseanricos, pobres, asociaciones o no, deben coger la parte que les corresponde esta pandemia, porque los de abajo, no somos los culpables de que esta maldición haya invadido este batatal con luz al que seguimos llamándole dizque, país.

miércoles, 23 de diciembre de 2020

VIVENCIAS EN LA ROMANA: El Hoyo de Quisqueya

Por Henry Osvaldo Tejeda Báez
Hace un tiempecito, felicité a la anterior administración de COAROM por su eficiencia en el suministro de agua; hizo muy buen trabajo, y quiero sobresaltar la escogencia de sus obreros. lo digo, porque estuve viendo una brigada de obreros de esa institución en momentos en que abrían un hoyo en una acera del sector de Quisqueya, aquí en La Romana, específicamente, al lado de mi casa. 

Ahí estaban los obreros de la oficina del agua acompañados de un supervisor, en su tarea de Picazos van y picazos vienen, en busca de la tubería que debería ir desde la toma matriz de agua de la calle, hacia una casa de familia a la que ellos querían cortarle el suministro del agua por atraso en los pagos; parece que estaban siguiéndoles los pasos a un político de los berenjenos, en sus bellaquerías de no querer pagar la energía eléctrica. Bueno, ese no es el tema. Ya tenían como una hora hoyando, y el supervisor, visiblemente molesto porque no encontraba un lugar dónde meterse para cubrirse del solazo que estaba cogiendo, se encojonó y les dijo a los obreros; muchachos, vámonos de aquí, parece que a la gente de esa casa el agua les está llegando por internet, porque ahora nadie sabe dónde diablos ta ´ese maldito tubo. 
Metieron sus tepeterepes en la camioneta y se largaron del lugar. El vecino se tiró el show desde los "blichers" de su casa, o sea, brechando desde la persiana semi cerrada de una habitación del frente, y yo me tiré el espectáculo desde los palcos, es decir, desde la galería de mi casa. Ahora viene mi show mortificación, al ver el hoyazo que dejaron esos infiernos en la calle al lado de mi casa. Les juro por mi madrecita santísima, que ese hoyo, acumula méritos para ser comparado con un socavón de esos que se hacen en las minas en busca de metales, o todavía peor, al boquete que deja en la tierra la caída de un meteorito.¡Ofrézcome, carajo! Parece que estaban buscando oro en lugar de un tubo.
Por lo que vi, fue que felicité a la administración de la oficina del agua de La Romana que, por querer hacer las cosas bién, llegaron al extremo de contratar mineros en lugar de técnicos y obreros hoyadores. Pero mi queja, es porque ahora tengo una pendeja tronera casi al frente de la casa y ya no sé qué pensar, si quejarme para que lo vengan a tapar o encementarlo en los lados y hacerle un piso en el fondo, ponerle una llave para llenarlo de agua y cogerlo como jacuzzi para bañándome en plena calle en mi piscinita privada todos los domingos. Estoy sorprendido con esta ridícula idea que se me ha ocurrido, pero al menos, esa idea me ha transformado el encojonamiento en algo bueno, pues tomaré el problema por el lado amable.
Consulté con los vecinos, para saber su opinión respecto a lo que yo quería hacer. Los visité uno por uno en su casa. A la primera que fui, fue a la del vecino que le querían cortar el agua y le gustó mi idea; supongo que no quería ver ese hoyo tan feo frente a su casa, que para todos era una prueba de que le estaban allanando la tubería. Pido perdón por usar la palabra allanar, pero eso está de moda y por tanto, no incomoda. Bueno, el hecho es que todos los vecinos me dijeron que le metiera mano a mi proyecto, porque según ellos, lo que yo quería hacer le daba vistosidad al sector, y como dicen por la calle de que, no hay nada malo que no tenga algo bueno, me llevaré de ellos, entonces, me decidí por encementar el hoyo; esa será mi piscina. Pero el hoyo era tan grande y largo que pensé buscar el cajón de una nevera vieja y así, para aprovechar el pequeño balneario con ese cascarón de nevera que me srviría de catamarán para navegar en mi tronera los domingos. hay que sacarle beneficios hasta a la peor.
Es tanto lo que he pensado en los beneficios de esa tronera que hasta pienso alquilarlo de lunes a los viernes a todo el que quiera hacer una chercha, ya sea con amigos o familiares. 
Estoy muy contento, porque pienso que hasta los evangélicos me van a alquilar el balneario para bautizar a sus fieles. Pero hay algo que debo dejar bien claro; no quiero ni aceptaré fiestas ni coros de denvouseros, jukeros ni bachateros porque si hay algo sublime en la vida es la música, y es demasiado lo que sufro cuando oigo a esa partida de estrafalarios con cerebro un cacaíto, ofendiéndola. Tampoco quiero bachateros cerca del pedazo, ni siquiera como invitados. Este proyecto se perfila como lo mejor de La Romana, que habrá de atraer turistas, y ya hasta nombre le tengo al negocio; se llamará "El Hoyo de Quisqueya”.

lunes, 21 de diciembre de 2020

Vivencias en La Romana: El chófer estratega del concho ¡Quisqueya por la "A"

Por Henry Osvaldo Tejeda
Parado en una acera del centro del pueblo, esperando un vehículo para ir a mi casa, y el primer carro del concho que pasa por la Asociación Romana me divisa a lo lejos, y al mismo tiempo que levanta la mano a la manera de la estatua del padre Montesinos, me vocea: ¡Quisqueya por la A! Le hice seña de parada, y frenando el carro al estilo como se hace en el campo para detener un burro cuando se le "jala" el freno de golpe, el carro se detuvo casi en el medio de la calle. 
Presuroso, me monté para evitar un pleito, pues el carro que venía detrás de "mi concho", casi lo choca por detrás. Mientras me acotejaba en el raído siento, evitando un alambre que se le salía a un spring dañado, escuché que alguien voceó algo desde atrás, pero sólo pude oir el final de la frase y la última palabra empieza con mar..... Y termina en coóooon, y otra que menciona a un hijo y que termina puuuuuutaaa, pero no sé al hijo de quién se estaba refiriendo la voz, pero el chófer ni se inmutó y arrancó "jarda abajo” rumbo a la avenida Libertad, la vía que le pasa por el frente al Central Romana, que es la misma que se toma para salir por el oeste de La Romana hacia la capital, y hacia el este si es para Higuey. 
El chófer me brindó una sonrisa, y en la esquina del parque del Obelisco, al ver varias guaguitas estacionadas una detrás de la otra esperando pasajeros de la zona franca, con el semáforo en verde, "mi chófer" puso un truño. Esos son los chóferes de guaguitas de la ruta de Los Mulos (Sector muy populoso de la parte oeste de la ciudad), que más indecentes y mal educados no los puede haber en ningún pueblo. Mi chófer" les echó una peste feísima por estar mal estacionados y por estar obstruyéndonos el paso aún con el semáforo en verde. La brisa se encargó de repartir la peste que les lanzó mi chófer a cada uno de esos perros que no respetan nada ni a nadie, pero esos faunos ni pa´llá miraron. 
Se paran horas muertas en ese lugar, oteando el lado oeste por donde deben llegar los trabajadores de la zona franca; se creen dueños de las calles. Esta situación se da en la esquina de las calles Castillo Márquez con Doctor Hernández, frente al mismo parquecito del obelisco, a solo 100 metros del cuartel PN. 
Seguimos la ruta y llegamos frente al supermercado Jumbo, ahí se volteó en su asiento casi sacando medio cuerpo, y no sé qué carajo vio porque de repente metió el acelerador hasta donde le dicen Cirilo y sólo cuando rebasamos ampliamente el área del supermercado Jumbo, le dije: 
_ Óigame amigo, ¿Acaso piensa usted que a esa velocidad va a conseguir pasajeros? 
_ Un momento amigo -me dijo con respeto- esto es cuestión de estrategias, el choferismo es también una ciencia y hay que saberlo manejar o te lleva el Pájaro Malo en la ruta. Se regodeó al decir esto mostrando una sonrisa; se creyó un gurú del volante. Yo le seguí metiendo conversación, porque ahora me picó la curiosidad y quise saber, dónde estaba lo científico de andar en un carro desvencijado, del que ya no se sabía ni la marca, porque tenía piezas de todas las marcas. Dos puertas de color blanco y dos rojas, el bonete azul, y del baúl ni idea tengo de qué otra marca era porque estaba tan desguañangao que tuvo que amarrarlo con una soga de cabuya. Ahora le dije: 
_ Amigo mío, yo no veo cuál es la estrategia ni la ciencia de las que hablas, sobre algo tan simple como correr por la calle pa´rriba y pa´bajo; pararte donde hay un posible pasajero y hacer señas a ver si la persona "va, o no va". 
_ Ah, coño, usted lo que está es por ofender! Pero cómo que no es cosa de estrategia y algo hasta científico? Si usted quiere, bórrele un poquito a lo de científico porque ya eso huele como a una cosa muy grande. Yo le voy a demostrar que el manejo es una cuestión de estrategias antes de que lleguemos donde usted se va a quedar. 
Diciendo esto, vio a tres chicas que le hicieron parada; me miró y se sonrió como quien dice, aquí empieza mi demostración. Saludó a las chicas con mucha amabilidad y arrancó, ahora más moderadamente, pero no habían pasado ni dos minutos, cuando me miró den nuevo para decirme: 
_ Ud. ve lo que dije amigo? Ahí quedó demostrado que hay que ser un estratega del concho para no morirse de hambre en la ruta. Al decir esto, peló los dientes con una amplia sonrisa. 
Yo no entendía por qué me dijo eso. Fue cuando entonces, le dije: 
_Yo no veo cómo me estás demostrando eso de estrategias en el concho, porque hasta donde he visto, lo único que hiciste fue detenerte a recoger esas chicas que te hicieron parada. 
_ Exactamente -me dijo-, ha dado usted en el clavo, pero antes de explicarle mi filosofía quiero preguntarle algo. Al decir esto, se acotejó bien en su asiento y tomando pose de "profesor catedrático del concho" me dijo: 
_ Vio usted cuando estábamos frente a Jumbo, cuando yo me "voltié" y saqué el cocote lo más que pude por la ventana? 
Como en realidad yo había notado eso, le dije que sí. 
_ Pues mire amigo, en ese momento había un carro casi nuevo que venía detrás de mí, es más, mírelo ahí detrás lo pegadito que viene todavía de este carro -me dijo-, señalando un carro amarillo casi nuevo que estaba detrás de nosotros y que al parecer, venía conchando. 
_ ¿Lo ve usted? mi estrategia fue que, si yo no meto el acelerador hasta el tope para despegarme de ese carro nuevo, ¿acaso cree usted que estas tres mujeres se hubieran montado en este cuesco viejo? 
_ Pero yo me monté en este carro, amigo, lo importante es llegar a casa. -Le riposté- 
_ Ajá, eso lo sé! Pero yo tenía acelerar cuando lo hice, pues no podía tener a ese carro nuevecito de cajeta pegaíto de este anafe con ruedas porque las mujeres no me habrían hecho caso y se hubieran montado en el otro carro. Se montaron en mi carro porque no vieron otro cerca de mi, y no lo vieron por mi estrategia de poner distancia de ese carro con solo un acelerón, que usted hasta me lo criticó, pero que me hicieron ganar 90 pesos. ¿Cómo lo ve? 
No dije más nada, en realidad ese tipo está preparado para andar en las calles. Sólo me sonreí, con lo que él quedó satisfecho y con la certeza de que me convenció de que él es un estratega y un científico  del "conchismo".

El día que mataron a Manolo Tavárez junto a 11 guerrilleros hace 57 años

(Tomado del Listin Diario)
La República lunes, 21 de diciembre de 2020

Análisis Político

Reseña histórica del periodista ocoeño Felipe Ciprián, sobre el alzamiento y fusilamiento del grupo de guerrilleros del Movimiento Revolucionario 14 de Junio, liderado por Manolo Tavárez Justo, en el paraje Las Manaclas de la Cordillera Central de la República dominicana.

Santo Domingo, RD. Un día como hoy, hace 57 años, fue asesinado el doctor Manolo Tavárez Justo líder del Movimiento Revolucionario 14 de Junio quien se entregó junto a 14 de sus compañeros a las tropas militares que perseguía la guerrilla que encabezaba en Las Manaclas desde el 28 de noviembre de 1963. Manolo había descollado como un ferviente dirigente popular que fundó junto a su esposa Minerva la primera gran agrupación antitrujillista luego de las expediciones de junio de 1959 que llegaron al país desde Cuba para enfrentarse a la tiranía de Rafael Trujillo, pero que fueron aplastadas y cerca de 200 guerrilleros apresados fueron masacrados en la Base Aérea de San Isidro. 
Acogiéndose a las garantías públicas que había dado solemnemente el gobierno del Triunvirato que encabezaba Manuel Tavares Espaillat, de que respetaría la integridad de los guerrilleros que se acogieran a la rendición, Manolo y sus compañeros bajaron hacia una carretera para entregarse a los soldados, pero en lugar de apresarlos, fueron fusilados. El único sobreviviente fue el historiador Emilio Cordero Michel, quien mortalmente herido, no fue rematado por los verdugos. Junto a Manolo murieron los integrantes de la guerrilla de Las Manaclas: Leonte Schott Michel, Rubén Díaz Moreno, Alfredo Peralta Michel, Antonio Barreiro alias Tony; Juan Ramón Martínez, alias Monchi; Manuel Díaz Herrera alias Reyito; Federico José Cabrera quien era el médico de la guerrilla; Jaime Ricardo Socías; Arturo Ramírez Torres; Carlos Manuel Fondeur; Rubén Marte Aguayo; Caonabo Abel; Antonio Filón alias Mancháo y José Daniel Fernández. El triunviro Tavares Espaillat, que había acudido a la televisora estatal a pedir a los guerrilleros que se entregaran bajo palabra de que serían respetados sus derechos, tras conocer el fusilamiento del grupo, volvió esa jornada a la emisora para “informar al país que la había sufrido 16 bajas”, la guerrilla que trataba de establecer en el país “una dictadura comunista, análoga a la que oprime al pueblo fraterno de Cuba”. 
Cinco de los guerrilleros de Las Manaclas decidieron que no se iban a acoger a esas garantías y tratarían de bajar de las lomas por sus propios medios: José Daniel Ariza Cabral y Luis Peláez salieron del monte con rumbo este para tratar de llegar a Santiago y Rafael Reyes, Polón Méndez y Joseíto Crespo hacia el oeste. Tres días antes de la debacle del grupo, Fidelio Despradel, comandante militar del frente guerrillero; Marcelo Bermúdez, Domingo Sánchez Bisonó alias El Guajiro y Germán Arias alias Chanchano, habían salido en misión a la ciudad para tratar de salvar del desastre a la guerrilla que se consumía de hambre y frío sin combatir, en la cordillera Central. El testimonio de Ariza Cabral, dice lo siguiente: sus 93 años de edad, José Daniel Ariza Cabral acaba de publicar su cuarto libro: “Hechos relevantes de la historia dominicana”, en el que recrea los acontecimientos de Las Manaclas y expone su tesis de lo sucedido. Para Ariza Cabral, los norteamericanos estaban decididos a impedir que el “14 de Junio” se convirtiera en un “26 de Julio” y la República Dominicana en una nueva Cuba, si no con Fidel Castro al frente, menos con Manolo Tavárez. A su juicio, los verdaderos autores de la muerte de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, dirigentes connotadas del “14 de Junio” y esposas de tres de los más importantes dirigentes de esa organización revolucionaria, no fue obra de Trujillo, sino de los servicios de inteligencia de Estados Unidos a través del ministro de las Fuerzas Armadas, José René Román Fernández alias Pupo. Según las conclusiones de Ariza Cabral, Román Fernández estaba comprometido con esos servicios y estaba en la línea sucesora del mando para cuando los efectos de la muerte de las Mirabal, desplomaran la imagen de Trujillo y la CÍA, y los patriotas dominicanos liquidaran al tirano. 
Asesinadas las Mirabal y exacerbado el sentimiento nacional contra el tirano y su viejo régimen, los norteamericanos habrían dado luz verde y armas a subalternos del sátrapa para que lo asesinaran, lo que se materializó seis meses después del crimen de las damas. Según Ariza Cabral, con esas dos acciones los norteamericanos habían liquidado el liderazgo elocuente de Minerva Mirabal y el pretexto dictatorial del trujillato para que en República Dominicana no se encendiera una guerrilla castrista. Hubo elecciones en diciembre de 1962, las ganó Juan Bosch como candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), pero fue derrocado siete meses después por un golpe militar dirigido por Estados Unidos. El país quedó de nuevo bajo el influjo de una combinación perversa: los cívicos, que fueron antitrujillistas en el mando político y los militares trujillistas con pleno control de toda la maquinaria de guerra y represión. 
Pero aun Manolo estaba vivo y liderando un pujante movimiento revolucionario, y que ya había advertido: “Óiganlo señores de la reacción, si imposibilitan la lucha pacífica del pueblo, el “14 de Junio” sabe muy bien dónde están las escarpadas montañas de Quisqueya; y a ellas iremos siguiendo el ejemplo para realizar la obra de los héroes de junio de 1959, y en ellas mantendremos encendida la antorcha de la libertad, el espíritu de la Revolución, porque no nos quedará entonces otra alternativa, que la de Libertad o muerte. El siguiente paso de los norteamericanos para liquidar cualquier amenaza séria de que el país cayera en la “órbita comunista”, era seducir al gran líder Manolo de que se fuera a la montaña, y si con armas inservibles mejor para cazarlo allá. El 28 de noviembre se alzaron seis frentes guerrilleros en las tres regiones del país y fueron cayendo uno a uno sin representar una sola amenaza séria para el gobierno golpista ni para su estamento militar. 
Uno de los líderes más connotados, Hipólito Rodríguez Sánchez alias Polo, cayó fusilado en La Horma, San José de Ocoa, precisamente a manos de las tropas de un oficial del Ejército, supuestamente comprometido con el 14 de Junio, el capitán Calderón, mientras que Luis Genao Espaillat, comandante del frente Oriental, era apresado fácilmente. Los otros tres frentes, integrados por combatientes de mucho valor y escasa experiencia militar, ya habían caído en Barahona, Puerto Plata y San Francisco de Macorís. La caída de Manolo significó un revés tan grande para el movimiento revolucionario dominicano, que 57 años después, no ha podido ser superado y las fuerzas progresistas andan a la zaga de proyectos políticos conservadores, a las que poco importan el sacrificio y la sangre de las hermanas Mirabal y de Manolo y sus compañeros.

lunes, 30 de noviembre de 2020

Chácharas de: capos, allanamientos, atropellos, procuradores y más

Henry Osvaldo Tejeda
Estuve viendo un programa de televisión, en el que la conductora, en tono de chanza y a la vez de encabronamiento, criticaba a un políticopor este haber dicho que antes de hacer un allanamiento, hay que avisarles a los que serán allanados. Ella tenía razón en su razonamiento, y ¿por qué no?, también en su encabritamiento cuando oyó a ese sujeto con ese tamaño tollo. Y parece que él lo decía con tanta propiedad, como si ya fuera una vieja práctica suya. Luego de ver ese programa, busqué en Youtube a ver si veía algo más de la información que daba la señora, y lo encontré. Estuve viéndolo y oyéndolo un poco pero se me iba la imagen, me estaba dando un sopor del carajo y decidí apagar el artefacto eléctrico marca, bueno, qué se yo cómo se llama, no lo recuerdoni falta que hace. ¿Para qué cojollo tengo que decir la marca del artefacto televisivo que tengo en mi tipí? Bueno, el hecho fue que eran ya las 9:00 pm, y me estaba rindiendo el sueño. Ultimamente estoy que me acuesto con las gallinas. Que no les vuele la imaginación con esto de que me acuesto con las gallinas; el dominicano es muy chusco.
_ Juan, el magistrado procurador te quiere ver en su despacho
_Ok, gracias Sánchito.
Llega Juan al despacho del procurador; el funcionario lo ve y le dice:
_ Mire Juan, vaya a la casa de Tullío el narcotraficante y entréguele esta carta. pero esto es para ayer, ya sabe por qué le digo para ayer; se debe a la urgencia del recado. Dígale que preferí enviarte a ti en persona porque gozas de toda confianza. Dile adempas que, no lo llamé por teléfono porque el asunto que le digo en la carta, no es cosa de hablarse por teléfono. 
Juan asintió, y a la vez le pregunta:
_ Señor, ¡dígame si debo venir enseguida, o tengo que esperar a que me entreguen algo?
_Claro que sí; él debe entregarte un maletín del cual yo tengo la llave, pero te advierto que tengas cuidado porque si se te pierde o intentas abrirlo, además de perder tú trabajo también vas a ir preso por muchos años aunque seas mi hombre de confianza.
_ ¡Dios guarde, señor procurador; yo no soy de ese tipo de gente!
_Lo sé, Juan, lo sé. Por eso te mando a ti. Ahora desaparécete, porque esto no es para esperar.
Juan se fue con el recado a la residencia del Tullío, y como los sicarios que vigilan la casa ya lo conocen bien, lo dejaron pasar hasta donde estaba Realengo el lugarteniente del capo. Luego de saludar, Juan le dice que tiene un recado muy importante y urgente para Tullío. Sin pensarlo dos veces, Realengo, se fue trotando a ver a su jefe quien se encontraba en una reunión junto a un grupo de narcotraficantes que trataban de asuntos blancos y harinosos. Tullio era el jefe del grupo; el "capo tutti capi", que es lo mismo que el "Capo de capos". 
En el momento que lo creyó oportuno, el lugar teniente del Tullío, hizo su entrada a la sala de la reunión y cuando su jefe lo vio, le hizo señas de que se acercara. Él sabe que su lugarteniente no irrumpe en una reunión así por así así, si no es para comunicar algo importante. Realengo llegó hasta él y agachando la cabeza hasta la oreja del capo, le dijo:
_ Patrón, ahí abajo está Juan el ayudante personal del señor procurador general la república, y dice que tiene un mensaje urgente para usted y que debe ser personal.
Tullío miró a todos los capos, y estos también tenían sus ojos clavados en él. Para calmarlos, Tullío se paró lentamente de su silla y en tono apaciguador les dijo:
_ Amigos, sobre el tema que estamos tratando en esta reunión, estoy esperando noticias que nos puedan calmar, y en estos precisos momentos creo que me están llegando. Todos abrieron los ojazos, esperanzados con las buenas nuevas que aún no sabían de qué se trataba. El tema de esa reunión en casa de Tullío, se trataba de lo calientes que estaban todos con el gobierno, y estaban ahí reunidos para buscarle una solución a un problema que se generó por no haber enviado a tiempo un maletín con la logística que cubriría la campaña presidencial, en momentos en que el candidato al que estaba ayudando estaba perdiendo puntos. De ahí la preocupación y por lo que decidieron reunirse, pues ellos sabían que en cualquier momento, esos aburríos y corruptos turpenes del palacio presidencial le iban a pasar facturas, y si no lo habían hecho ya, era por la amistad de Tullío con el procurador, pero de que los iban a perseguir, no le cabía dudas a ello, incluso, podrían hasta matar a Tullío porque sabe demasiado y no es bueno que un narco tenga buena salud y ande a sus anchas por las calles, luego de haber ayudado al presidente con recursos para su campaña electoral para luego quedar enemigos; no esperaban nada bueno. Tullío agregó:
_ Les pido que me den un minuto para ir a recibir al enviado del procurador, quien está esperándome en la puerta desde hace rato. 
Diciendo esto, salió apresurado hasta la puerta principal donde se encontró con Juan, a quien saludó amablemente:
_ Hola Juan, qué bueno verte por aquí. Dime, ¿qué me tienes?
_ Don Tullío, el procurador le envió esta carta, y me dijo que esperara a que usted la leyera.
_ Muy bien, Juan, dame dos minutos. 
El capo se puso a leer la carta, y a medidas que devoraba párrafos, se le iba dibujando en la cara un gesto de preocupación. Terminó de leerla, y le dijo a Juan:
_ Muy bien Juan, espérame aquí que regreso en un par de minutos.
Tullío se fue, y al poco rato apareció con un maletín negro y se lo entregó a Juan, a la vez que le decía:
_ Juan, dile al procurador que me excuse la tardanza por no haberle podido enviar el asunto; dile que he tenido demasiados problemas con los masca chicles del norte en los ´últimos días, pero que con lo que va en ese maletín, todo quedará resuelto. Ahora vete!

Dicho esto, volvió a la sala de la reunión, y con cara de funeral se dirigió a sus amigos:
_ Muchachos, no hay tiempo que perder, desde que termine esta reunión vayanse a su casa, recojan sus bártulos, sus motetes y lárguense lo más rápido que puedan de este país hasta que las cosas se calmen, porque el procurador me ha mandado a decir que pasado mañana nos van a allanar a todos, incluyendo a nuestros familiares. 
Me dijo que esos allanamientos estaban programados para realizarse a las cinco de la mañana, pero que, por nuestras buenas relaciones, ha hecho un esfuerzo para que nos dé tiempo a recoger lo más que podamos, por lo que decidió que los allanamientos se hagan a las 10 de la mañana, cosa de que cuando lleguen los policías y los fiscales a nuestras casas, ya todos hayamos dejado el pelao. 

No tengo que decirles que tuve que enviarle un maletín lleno los verdes al procurador, porque este es un favor que vale más que todo el dinero del mundo, por eso es bueno tener un amigo calvo en un puesto tan importante como la procuraduría general de la república; ahora, que se rompa la taza y cada uno pa´ su casa. 

En eso se oye una sirena, y tiré un bolío que por poco me voy de boca al suelo desde arriba de la cama. "El pipo, carajo, me vinieraon a allanar! -Pensé- Pero es que yo no soy un jodedor para que me vengan a allanar! Por suerte, la sirena se alejaba cada vez más, y es entonces cuando me doy cuenta de que todo había sido un sueño, y me lo confirmó la voz que escuché a lo lejos; ¡Aguacata, aguacata!! ¡¡Y llevo maní totá a cinco!! Era la marchanta haitiana con su pregonar diario por el barrio. 

Todo eso me vino, porque al parecer, se me quedó en la cabeza la imagen de un político dei cibao, porque mientras lo veía y escuchaba, me fui quedando dormido hasta aterrizar del todo. Ei político caivo dei Cibao, hablaba de unos allanamientos y unos atropellos; no recuerdo más de ahí, pero sé que de ahí vino la historia de los capos y el procurador.

domingo, 29 de noviembre de 2020

RAFAEL TEJEDA ACEVEDO; EL DIPLOMÁTICO DOMINICANO QUE AMA ITALIA, Y QUE ESTUDIA GRAMSCI Y LA HISTORIA ITALIANA

 (Tomado del diario italiano "Prima Pagina")

PA coloquio con Rafael Tejeda Acevedo, Embajador de República Dominicana., por Mario Nanni / 29 de noviembre 2020.-    La carga comunicativa y la fuerte capacidad empática para ponerse en contacto con el interlocutor invitan al periodista a realizar un juego intelectual. Pero Rafael Tejeda Acevedo, Embajador de la República de Santo Domingo en Italia desde hace algunos meses, además de ser un gran narrador, también tiene el don de maravillarnos. Y así, cuando iniciamos una conversación sobre cómo ve nuestro país, le ofrezco un divertissement, inspirado en las Cartas Persas de Montesquieu. Y así, ingenuamente imaginando que primero le tendría que explicar quién era Montesquieu, comienzo así: como sabrá, Montesquieu no es sólo el autor del Esprit des Lois, o el teórico de la división de poderes, sino ... “Fue un exponente importante del Siglo de la Luz”, me interrumpe. Añadiendo: Voltaire, Diderot, el Rousseau del Contrato Social. - Ah, genial, le digo, un poco avergonzado, y le respondo: '' Su definición de '' Siglo de la Luz '' me parece aún más hermosa que la nuestra: ''Ilustración '', que en el fondo es básicamente una noción abstracta, o ''Siglo de Luces '', mientras que el 'Siglo de la Luz' es más amplio y evocador, más incisivo. 

El Embajador conoce muchas palabras, está estudiando el italiano, pero de vez en cuando se dirige a su intérprete, una dama y diplomática, Gina, para asegurarse que ha entendido bien. Pero volviendo a Montesquieu, le digo: también ha escrito un libro, que sigue siendo famoso, las 'Cartas Persas', en el que imagina que un persa llega a la capital francesa y escribe cartas a sus compatriotas 'contando' cómo ve París y los franceses, usanzas, tradiciones, costumbres. “Ahora - le digo - no le pediré que me diga cómo ve a Italia desde un punto de vista político, ni le pediré opiniones sobre el Gobierno italiano o sobre Conte. - En cambio, le pediré que ponerse en el lugar del persa de la situación y nos cuente su punto de vista sobre Italia y los italianos. El Embajador, como estudioso de historia, psicología, filosofía, conocedor del portugués e inglés y pronto también de la lengua italiana, no se aventura en disquisiciones abstractas, sino que abre una ventana dialéctica, la ventana del ejemplo y la anécdota, que a veces vale más de diez discursos. Y comienza a contar: 

"_Hace unos meses alquilé un auto, tenía que ir a San Felice a Cancello, en la provincia de Caserta (en el sur de Italia). Cuando llegué al pueblo, no pude encontrar la dirección. Le pregunté a una persona: busco una familia de Venezuela. Ese señor, una persona humilde y sencilla, me dijo: 'Sígame, vamos a buscar juntos a esta familia'. Recorrimos el pueblo a lo largo y ancho durante más de 40 minutos y finalmente llegamos a nuestro destino. Le dije a ese señor: Permanezca con nosotros, quédese. 'No puedo, tengo que ir a trabajar, de hecho llegaré tarde, y tal vez me regañarán por esto'. Inmediatamente pensé, de manera natural: esta forma amable y generosa de comportarse, hasta el punto de llegar tarde al trabajo para ayudar a otros, solo era posible en otra parte del mundo: en América Latina." 

"Tal cordialidad, calidez y solidaridad con el ser humano no se registra en otros países europeos. Hay más afinida y comunión de almas entre Italia y los países latinoamericanos, que entre Italia y los países de Europa, al menos algunos. Los antiguos romanos decían: "ex ungue leonem": a partir de la uña, de una cosa pequeña, se puede entender que es un león, una cosa mucho más grande. Así, de la misma manera, el comportamiento de ese napolitano me hizo comprender el alma italiana; Italia es la unión de muchos pueblos juntos, que armonizan en una especie de concordia discors. Y lo mismo ocurre con los países de América Latina."

- Si este es el caso, entonces en cierto sentido, está usted en Italia como en su propia casa. Totalmente. 

"Estoy literalmente enamorado de Italia, me encanta estudiar su historia, su cultura, su tradición. En este sentido, el Embajador me pregunta si es posible encontrar en Italia la edición en español de las 'Cartas Desde la Cárcel' de Antonio Gramsci, así como los 'Quaderni'. Le digo que en cuanto haya perfeccionado su italiano, podrá leer la última edición de todas las cartas del gran pensador sardo, que por demás, demuestra conocer bien. Luego me sorprende, hablando de Mussolini -quien lo envió a la cárcel, hablándome también de la muerte del jefe del fascismo en 1945.

Cosas que muchos aspirantes a periodistas desconocen, al tomar el examen estatal de habilitación. En fin, el Embajador Tejeda Acevedo habla de Italia como si estuviera describiendo a una mujer hermosa, y sus ojos casi resplandecen. Hace una comparación con otros países del continente europeo: “El espíritu de Italia brilla, ilumina más que cualquier otro país de Europa. En Italia escucho a la gente cantar. El pueblo italiano es un pueblo eminentemente musical." 

"Cuando escuchas una voz cantando, es natural pensar que es italiano, o latinoamericano, no se te ocurre pensar en un alemán. Sin embargo, el Embajador Tejeda Acevedo desea enfatizar que su amor por nuestro país no está basado solo en una experiencia emocional, por cuanto significativa. Sino que tiene en cuenta los valores de amistad y humanidad que acomuna Italia a los países latinoamericanos. “Estos países - dice - le deben mucho a Italia, tienen una deuda histórica, cultural e ideal. E Italia debe ir a América Latina a cobrar esta deuda''. 

Me complace esta acrobacia dialéctica: observo que generalmente no son los deudores los que piden al acreedor que cobre, casi siempre es al revés. Pero en cierto momento, cuando habla de las deudas latinoamericanas, el embajador se detiene y parece concentrado en un pensamiento particular: de hecho menciona a un italiano, Ilio Capozzi, una figura heroica singular, que con un pasado en la República de Salò, y en la Décima Mas, fue a luchar a mediados de los sesenta por la libertad del pueblo dominicano; Atacó el Palacio de Gobierno invadido por los estadounidenses, y aun sabiendo que moriría allí, se enfrentó al invasor: dejó su reloj a sus compañeros, avanzó hacia el palacio presidencial abarrotado de marines estadounidenses. Con un grupo de osados - y aquí el embajador da el ejemplo del espartano Leónidas que en el paso de las Termópilas desafió a los persas - "Capozzi y sus hombres desafiaron al ejército más poderoso del mundo. Capozzi inmoló su vida, por la libertad de un país que no era el suyo. Ahora el reloj de Capozzi lo lleva en el pulso su hijo Alessandro; y en su honor se colocó una placa conmemorativa en su honor en la Embajada Dominicana en Italia, a pocos metros de Via Véneto."

Mientras el Embajador habla, en tono conmovido e inspirado, me dirijo a mi amigo Sergio Franci, de la antigua Imprenta de Trevi, y le digo: Pero ahora quiero hacerle una pregunta: ¿encontrará algo de Italia que no le guste? -Embajador, primero hizo ud una valoración de Italia en términos histórico-culturales, pero desde un punto de vista psicológico y social, dígame: ¿hay algo que no le guste de este país, que lo deja perplejo o le preocupa? _Sí. Es la imagen de Italia aplastada bajo una ecuación inaceptable: la que asimila Italia a la mafia, como hacen en algunos países europeos e incluso fuera de Europa. Esta ecuación debe destruirse, y obviamente, también hay que destruir a la mafia. La mafia no es el pueblo italiano, y el pueblo italiano no es la mafia." - ¿Cuántos italianos hay en la República Dominicana? "Cuarenta mil, más o menos el mismo número de los dominicanos que viven en Italia."

Este encuentro con el Embajador tuvo lugar, por casualidad, el 25 de noviembre, día mundial contra la violencia de género. Me lo recuerda él mismo: "Este aniversario nace de un hecho trágico que ocurrió en nuestro país: tres jóvenes dominicanas, las hermanas Mirabal, Aida Patria Mercedes, María Argentina Minerva y Antonia María Teresa, fueron asesinadas brutalmente por orden del dictador TrujiIlo. Su nombre de batalla era Las Mariposas. 

"El 25 de noviembre de 1960 cayeron en una emboscada preparada por agentes del servicio secreto militar, fueron torturadas y asesinadas. El brutal asesinato desbordó la indignación popular contra Trujillo, quien un año más tarde fue ajusticiado. En 1999 la ONU declaró ese día el Día Internacional contra la Violencia a la Mujer." 

La conversación con el embajador termina, como comenzó, con un brillante bon mot: "Cuando termine mi mandato diplomático, y regrese a Santo Domingo, seré el mejor embajador de Italia en suelo dominicano.

lunes, 9 de noviembre de 2020

CHÁCHARAS: Velorios de ricos y pobres, acostarse con gallinas

Henry Osvaldo Tejeda Báez

En nuestro país, para todas las situaciones y momentos tenemos una palabra, una frase, un dicho, un refrán, etcétera. En los campos, la gente trata de no ser soez  al decir una palabra o frase de uso común. Por ejemplo: ¿quién que viva o que haya vivido en este país, no ha escuchado frases como estas?; "Tengo  ganas de cagar", o "tengo una churria del carajo", entre muchas otras palabras de uso diario. Es que  en los campos dominicanos la gente se cuida mucho de no pronunciar palabras feas, y en lugar de decir "tengo ganas de cagar" allá te dicen "Tengo deseos de dar del cuerpo", y en lugar de decir "Tengo una churria que me tiene de la bacinilla al catre", allá dicen, "Tengo un curso que me ha puesto derechito".

En el transcurrir de vida del pueblo llano de nuestro país, si no existiera la miseria extrema la gente pudiera vivir más o menos feliz aún con todos de los problemas que tenemos. El dominicano puede estar en la peor de las ollas, y no pierde nunca su buen humor. Bueno, debo  bajarle algo a eso "de más o menos feliz", porque ya estoy exagerando; pobre es pobre aunque viva contento. Lo que quiero decir es que, la vida no sería tan dura como nos la han hecho los últimos gobiernos que nos ha tocado sufrir, pero esa miseria no es óbice para que, del pueblo llano, salgan las habituales jocosidades y ocurrencias dichas con toda la naturalidad del mundo, incluso, sin siquiera reírse; es que somos humoristas natos. 

Cuando una persona de barrio pobre muere, en el mismo velatorio se oyen toda clase de chistes incluso, hasta alusivas al mismo muerto. "Ese no come más arroz"; "se le acabó el  tanto cuerear", entre otras perlas que causan hiilaridad, y ese es el motivo de decir esas cosas.

Alguien llega al lugar y dice:

_Me extraña ver  Cambumbito tirado ahí muerto, un hombre que era tan  sano (Cambumbito, era el alias del muerto).  ¿Me puede decir alguien qué cosa tan grande  le pasó para que  de repente, guindara los tenis? Guindar los tenis; no tenía otras palabras más elegantes para preguntar sobre  de la muerte de Cambumbito; sencillamente, eso le salió, y eso dijo. Alguien del grupo tuvo también una salida del mismo estilo y de la manera más natural posible. le contestó al chusco que preguntó;

_ Bueno amigo, es cierto que él era sano, pero frecuentemente  yo le escuchaba un "roco roco" raro, tal vez eso le causó un "yeyo". Tu sabes que a uno de repente le puede fallar el epiplón y ahí mismo quedamos "tiesecitos". Pero debo decirte que nadie, por más sano que se sienta, tiene señalado el día en que va a "estericar las patas". Sabemos que vamos a "firmar con los Carmelitas" pero no sabemos cuándo. Yo supe de su muerte por "Radio Bemba", la noticia se riega como "plasta´e ñeca".

Cuando el que muere es una persona de muy alta alcurnia, no se oyen estas palabras que se suelen escuchar en los velorios de pobres  descascaraos; Veamos

Llega una de las amiga de una señora, a quien se le acaba de morir su millonario esposo, y con rostro compungido  y con lágrimitas sacadas a las malas le dice a la recién inaugurada viuda:

_ ¡Ay, doña Rosinda!, qué fatalidad, Don Tato era un hombre tan noble, y venir a fallecer así nomás. Fallecer; he ahí la diferencia de la palabra fallecer usada por la mujer rica, a las usadas en el velorio del pobre, donde se escucharon las palabras, "guindó los tenis", y "estericó las patas".

_ La nueva viuda le contesta:

_ ¡Ay, sí, amiga del alma!, últimamente él venía padeciendo de una arritmia cardíaca (un pobre hubiera dicho; se le aceleró el motor) y eso, además de otras dolencias que sufría acabaron por llevárselo para el cielo. Se las pasaba tosiendo y no salía de una bronquitis. (Si ese muerto hubiera sido en el barrio pobre, ya vimos que lo que tenía era roco roco. La viuda siguió:

_ Pero eso no era nada, comparado con el mal olor de sus flatulencias. (En el barrio, esas flatulencias, son peos "jediondos")....

_ Esas malas flatulencias, también les salían por la boca en forma de eructos. (En el barrio, esos serían Peos de reversa). Pero lo peor de todo, y eso yo sé que era producto de suedad; Mi querida amiga, ya Tato no me podía satisfacer sexualmente, pues su órgano reproductor no acataba los mandatos del cerebro de mi pobre esposo. (En el barrio, se diría que al tipo se le cayó el ripio, y que ni jartándose de huevos de patos, ni haciéndole una misa de cuerpo presente al ripio este evantaría la cabeza, o sea, que a ese "ya se le pasó el palé".

 _ ¡Ay, ombe Doña Rosinda! Yo supe de su deceso por un mensaje de Whatsaap que me envió Susanna; ella lo supo por la radio. ¿Lo ven? La ricachona supo de la muerte del millonario por un mensaje de Whatsaap. Todos los amigos del muerto del barrio supieron de la muerte de Cambumbito por vía de radio bemba. Miren la diferencia en el lenguaje; ella se enteró del "deceso", no del "guinde de tenis", ni del "esterique" de patas del pobre, como se dice en el barrio. No nos perdamos; el rico fallece y el pobre esterica las patas, o guinda los tenis.

_Así es querida amiga; ya enviamos una nota a los periódicos para que sus amigos se enteren cuando vean las páginas de los obituarios. En los setentas, los pobres ponían un anuncio en la sección de servicios públicos de radio guarachita, para informarle a sus familiares y amigos que su familiar estaba grave; claro que no era grave, cuando decían grave, era porque ya el familiar había "firmado con los carmelitas".    

OTRO TEMA:

Un viejo obrero de  barrio pobre.  Leyó en un diario una  información llegada desde Europa, en la que se cuenta que una señora grabó a su esposo cuando este se acostó con las gallinas. Se supo de la muerte de 28 gallinas. EL viejo llamó a su esposa y le dijo:

_ ¡Tinita, corre, ven a ver qué gente más rara y disparatosa son las de por allá afuera!

- Qué pasó, preguntó su esposa la vieja Tinita.

_ ¡Toma, lee eso!

Cuando terminó de leer, Tinita soltó una carcajada y dijo

_ ¡Anda pa´ la mierda carajo! Pero esa gente de por allá son bien raras. ¿Qué importancia tiene que un hombre se acueste con las gallinas? Tú te acuestas todos los días con las gallinas, y no he visto la primera que se haya muerto. Esa gente ta de remate.

La información, daba cuenta de que la mujer, grabó a su esposo mientras tenía relaciones sexuales con 28 gallinas, y  que  todas murieron. En este país, acostarse con las gallinas, es  irse a la cama muy temprano de la noche.

=============================

 Debo decir que, todas mis chácharas, parten de un hecho real que, luego es distorsionada, para imprimirle la jocosidad propia del ocoeño que esto escribe. El hecho del señor y las gallinas, realmente sucedió en Europa. El hombre fue sentenciado a cumplir tres años de cárcel pero el juez no le pudo prohibir que siga teniendo gallinas.

sábado, 24 de octubre de 2020

CHACHARAS: Acostarse con gallinas y cosas de nuestro folklor

De entrada, debo decir que, para poder hacer este trabajo, necesariamente tuve que recurrir al lenguaje llano del pueblo dominicano, de lo contrario, no me hubiera sido posible hacerlo. Sé que aparecerá uno que otro que me tache de soez. Su probema.

Henry Osvaldo Tejeda Báez 
En nuestro país, para todas las situaciones y momentos, tenemos una palabra, una frase, un dicho, un refrán... En los campos, la gente trata de ser menos soeces a la hora de decir una palabra o frase de uso común. Por ejemplo: ¿quién, que viva o que haya vivido en este país no ha escuchado frases como estas? "Tengo ganas de cagar, o, "tengo una churria del carajo" entre muchas otras. Pero como dije, en los campos dominicanos, la gente se cuida mucho de no pronunciar palabras feas. En lugar de decir "tengo ganas de cagar", en el campo dicen, "tengo deseos de dar del cuerpo". En lugar de decir "Tengo una churria del carajo", ellos dicen, "Tengo curso"

En el transcurrir de vida del pueblo llano de nuestro país, si no existiera la miseria extrema la gente pudiera vivir más o menos feliz aún con los tantos problemas que tenemos. Bueno, debo de bajarle algo a eso de "más o menos feliz", porque pobre es pobre, pero al menos, la vida no sería tan dura como nos la han puesto los últimos gobiernos que nos ha tocado sufrir. Pero esa miseria, no es óbice para que del pueblo llano salgan tantas jocosidades naturales y espontáneas sin que nadie quiera privar en humorista; es algo innato de nuestra gente, como  cuando una persona de barrio pobre muere, hasta en el mismo velatorio del muerto se oye toda clase de chistes y anécdotas en los que incluyen hasta al mismo muerto. Alguien llega al lugar y dice: 
_ Carajo, Cambumbito era un era un tipo muy sano (Cambumbito, era el apodo del muerto), y no sé cómo es que de repente lo veo ahí tirado. ¿Me puede decir alguien que cosa tan grande le pasó para que que tan joven haya guindado los tenis? Guindar los tenis; no tenía otras palabras más elegantes para decir sobre la muerte de Cambumbito. Alguien del grupo, de lo más natural le contesta: 

_ Bueno amigo, es cierto que él era sano, pero yo le escuchaba a tosiendo, y siempre tenía un "roco roco" raro, tal vez eso le causó un yeyo, pero debo decirte que nadie en el mundo por más sano que se sienta tiene señalado el día en que va a estericar las patas. Todos sabemos que vamos a firmar con los Carmelitas, pero no sabemos cuándo; no hay fecha conocida. Yo supe de su muerte por Radio Bemba, la noticia ya se regó como plasta de ñeca de churria. 

Cuando el que muere es un hombre rico, o una mujer de alta alcurnia las palabras que se oyen en el velorio no son las que se usan en el funeral de un "tumba bique", un "coge fiao en colmado". Veamos. 

Llega la amiga de la señora que acaba de quedar viuda, porque se le acaba de morir su rico esposo y le dice toda compungida: 
_ ¡Ay, doña Rosinda!, qué fatalidad, Don Tato era un hombre muy noble, y venir a fallecer así nomás. Fallecer; he ahí la diferencia de la palabra fallecer usada por la mujer rica, a las usada en el velorio del pobre, es decir, "guindó los tenis, y estericó las patas. 
_ La nueva viuda le contesta: 
_ Si, amiga del alma, últimamente él venía padeciendo de una arritmia cardíaca (un pobre hubiera dicho; se le aceleró el motor) y eso, además de otras dolencias que tenía, acabaron por llevárselo para el cielo. Tosía mucho. 
(El pobre no tosía, sino que tenía un "roco roco" según el lenguaje de la gleba). 
_ ¡Ay, ombe Doña Rosinda! Yo supe de su deceso por un mensaje de Whatsaap que me envió Susanna; ella lo supo por la radio. (Mírelo ahí, ella lo supo por un mensaje de Whatsaap, y el amigo del pobre lo supo por radio bemba. Ella se enteró del deceso, no del guinde de tenis ni del "esterique" de patas del pobre).  
_Así es querida amiga; mañana esta misma tarde enviaremos una nota en los periódicos para que los amigos se enteren en las páginas de los obituarios.
Un viejo de un barrio leyó en un diario, una información llegada desde Europa, en la que se cuenta de que una señora, grabó a su esposo cuando este se acostó con las gallinas. Se murieron 28 gallinas. EL viejo llamó a su esposa y le dijo:
- Tinita, corre, ven a ver qué gente más rara y disparatosa!
- Qué pasó, dijo la vieja Tinita.
_ ¡Toma, lee eso!
Cuando terminó de leer, Tinita soltó una carcajada y dijo: 
_ ¡Anda pa´ la mierda cojollo! Pero esa gente de por allá son bien raras, qué importancia tiene que un hombre se acueste con las gallinas; todos los días tú te acuestas con las gallinas y no he visto la primera que se haya muerto.
En Europa, 
la mujer que grabó al esposo teniendo relaciones sexuales con 28 gallinas, y todas murieron. Jamás podría la vieja Tinita pensar que acostarse con las gallinas, fuera hacerle el amor a esos pobres animales, pues como sabemos, en este país, acostarse con las gallinas, es irse a acostar a prima noche; muy temprano.
Observación:
Debo decir que, todas mis chácharas parten de un hecho real que, luego yo, la distorsiono en la forma, no en el fondo,  para poder inyectarle la jocosidad del ocoeño que la ha de hacer  hilarante. El hecho del señor que cogía gallinas para sus aberraciones sexuales sucedió en Europa; el tipo fue sentenciado a cumplir tres años de cárcel; sucedió en Europa.