jueves, 16 de enero de 2020

CHÁCHARAS: LAS SEÑAS ENTRE LANZADOR, RECEPTOR Y UNA MUJER EN LAS GRADAS ¡RÍASE!

Por Henry Osvaldo Tejeda.
He leído que en grandes ligas, se supo que un equipo hizo usó de la tecnología para detectar las señas  que el receptor  de  un   equipo contrario le hacía a su lanzador para poner en conocimiento del bateador el lanzamiento que ambos habían acordado lanzarle. Para que esta fea situación no pueda ser posible que  pase de nuevo, se me ha ocurrido la idea de algo infalible que evite este acto tan ilegal y malsano en el beisbol. Es algo que es  sumamente secreto  y mucho más seguro, o sea, ubicar a una mujer de enormes tetas en un lugar de las gradas, es decir, en una área de palcos exactamente detrás del receptor de manera que ella, tenga una  visión frontal del montículo del lanzador con sus grandes senos al aire que puedan ser vistos de 
forma clara y nítida desde el dogout del equipo que la contrató.

Esa mujer de tan grandes atributos teteriles, sería la que le pida al pitcher el tipo de lanzamiento que deberá hacerle al bateador de turno, claro está, si es que el lanzador lo aprueba o no, pero eso no es problema porque siempre se pondrán de acuerdo, pero la decisión del lanzador será la que debe prevalecer, si es que no le dan una contraorden desde el "dogout" porque dentro del mismo, habrá otra persona que conoce al dedillo cada una de las señales de que da la mujer desde las gradas con sus tetas, es decir, la señal que lleva cada lanzamiento. Esa persona, estará dotada de un potente catalejos capaz de verle hasta las pecas que tiene la mujer en sus pechos, y mientras dure el juego, esa persona tendrá ese catalejo enfocado directamente hacia las tetas de la mujer de las gradas, y luego de conocer ya el lanzamiento que acordó la mujer con el lanzador, se lo comunicará  oralmente al receptor, quien a su vez, lo recibirá a través de un audífono miniatura de alta fidelidad y muy bien disimulado entre las orejas, no vaya a ser que el "ampalla" se dé cuenta y se arme la del perro bolo. 
Dije que el lanzador, es quien tiene la decisión final de lo que va a lanzar, pero esto no es del todo así, porque si el señor que está en el "dogout" decide imponer su autoridad al lanzador, le dirá a este lo que de antemano, tanto él como el receptor ya saben que lo que diga ese señor, es lo que se va a lanzar. Para tal efecto, y para que el lanzador no se confunda y se ponga a tirar lo que le dé la gana, el receptor se pondrá de pie y se rascará las nalgas; con eso quedará todo claro y no habrá perdedera posible. En fin, con esa mujer en las gradas
es imposible que el equipo contrario pueda darse cuenta del tipo de lanzamiento que el receptor y el lanzador han acordado.     Es una muy buena medida,  porque, tanto el lanzador como la persona que está en el "dogout", se pasarán la noche deleitándose mirando a esa mujer con un juego de tetas que, aunque sea  simplemente para  emitir  señas  tetíferas, no  dejan   de ser movimientos  sensuales. El lanzador  estará contento mientras dure en  el  montículo, porque sus pensamientos siempre estarán en meter "su propio empeño" en el mismo "centro". Dudo mucho que este sistema de "brecheo" beisbolístico sea descubierto, pero si eso llega a suceder, hasta yo con esta habladera de tantas plumas de burros estaré “cogío por el pichirrí.  Esa diva en las gradas metiendo esas dos "sandías" en el juego, no llamará la atención del equipo contrario más que para que se hagan "cocote" con ella; nadie sospechará su verdadero papel en el juego pensando que ella solo busca "vitrina", pues son demasiadas de esas, las que van al play. 
Olvidaba decir que, esa mujer, debe ser sustituida por otra  cuando el equipo contrario sea distinto, para así evitar las sospechas; ella, solo trabajará en ese mismo estadio, y  se  le reservará  por toda la temporada el asiento detrás del catcher. Para los demás estadios, se 
hará lo mismo con otras mujeres que ,serán escogidas mediante un  casting secreto, preferiblemente, entre familiares de los dueños del equipo. De todas esas mujeres, solo se escogerán las más tetonas, y si entre ellas no las hay tetonas, se les enviará a un cirujano plástico para que este les  haga un par esas cosas del  tamaño  de una sandía. Una mujer de tetas pequeñas, no sirve para ese trabajo porque se puede perder un juego, pues si el hombre que está en el "dogout", no ve bien hacia qué lado se movió una de las tetas de la mujer, y el lanzador, en lugar de una recta lanza una güevita, le puedan dar un guamazo que los haga perder el juego; tampoco el observador del "dogout" puede ser cegato.


                         

lunes, 13 de enero de 2020

AUDIO► El problema de los políticos que dicen ser serios antes y después de terciarse La Ñoña

EL PROBLEMA DE LOS POLÍTICOS QUE SE CREEN SERIOS ANTES Y DESPUÉS DE TERCIARSE "LA ÑOÑA"

Por Henry Osvaldo Tejeda
El mejor aporte  que un presidente en el poder le puede hacer a la democracia de su país, es saliendo del  gobierno cuando pierde,  y entender que tiene que abandonar   con donaire   el gobierno   porque perdió, pero aquí, han convertido en tradición  que, los políticos,  desde  que  son  aspirantes;  simples candidatos  a  la presidencia, ya tienen   la   mente preparada para quedarse hasta que  las  ganas    de seguir se les quite, cosa  esta  que nunca   ocurre aunque  él   sea detestado y aborrecido por el pueblo.   En  la mayoría de los casos
esto ya va  ligado a la corrupción  y  al contubernio con los poderes   fácticos,  que invierten grandes sumas de dinero en candidatos con reales posibilidades de ganar, para cobrarse  luego la inversión cuando estos llegan   al  poder. Se puede decir también  que, la miseria humana de los políticos está  ligada a también a ese tan   grande y  viejo problema nacional. La mayoría de ellos   dicen ser   honrados, dignos, honestos y que nunca en su vida podrían cometer   ninguna acción que envilezca  su moral y  sus buenas   costumbres,  y hasta mencionan la honestidad y el prestigio de su  familia, pero  eso   es  pura mentira, ya que, el gen de la delincuencial lo llevan desde que nacen, y la presidencia,  solo  los ayuda a descubrirlo poniéndoselo  de manifiesto, y ya que se dieron cuenta se olvidan de lo que creían ser, y es cuando siguen  dando  rumba abierta sin pensar en que, en el momento  menos  pensado,  pueden ir a dar con sus huesos a una cárcel, pero  aún lo  piensen, no les  importa porque, con la fortuna malhabida  que están sacando del estado,  pueden comprar hasta  su libertad. ¡Craso error! El instinto angurrioso y de   maldad lo llevan dentro de si, al igual que el alacrán lleva su instinto de picar.

 Cuando el presidente aprenda que, cuando pierde ya perdió, y que tiene que irse para su casa entonces, el país podrá trillar el verdadero camino del desarrollo moral, social y económico y no el falso bienestar que difunden a través de los medios de comunicación comprados para distorsionar la realidad del país. Esas bonanzas que fututean por doquier, solo está en su cabeza y en sus ganas de perpetuarse encima del palo.
Hay presidentes que empiezan bien, y tal vez desean terminar bien, pero se van torciendo a medida que van haciendo diabluras durante su mandato, para terminar haciendo lo que la gran mayoría hace, tratar de quedarse para siempre en el puesto porque saben que han hechos barbaridades en contra del pueblo y saben también que si pierde, irán a parar a un calabozo; claro está en un calabozo de países con el nuestro, pero en los países que se respetan, estos pueden ser fusilados donde existe la pena de muerte; en los países donde esta no existe pero que también se respetan como sociedad decente, el sujeto, puede no ver jamás la luz del sol..

jueves, 9 de enero de 2020

VIVENCIAS EN LA ROMANA: UNA FASTIDIOSA NOCHE EN EL CINE

Por Henry Osvaldo Tejeda Báez 
 Fui al cine días atrás, a ver una película, de esas sentimentales que a veces aparecen, cosa rara, porque lo que vende en estos tiempos son aquellas en que las cabezas andan rodando por el piso, donde le dan una "puñalá" a alguien por la yugular que suelta un chiguete de sangre y cuando esa sangre se riega en la pared, parece una pintura abstracta, de esas que no entiendo ni jota.

Creo que para hacer esas "obras de arte", el artista compra una lata de Pidoca y la bombea de golpe en el lienzo y, ¡Zas!, ahí está la vaina, dispuesta para la venta por miles y miles de pesos. Luego, con aquel aire de príncipe, el pintor empieza a detallar lo que significa cada trazo de la pintura. Si soy yo que hago eso en mi casa, hasta el divorcio me pide la mujer por asqueroso embarrador de paredes. Si yo fuera un pintor de esos que hacen crean pinturas abstractas, hiciera lo que siempre hice desde niño, coger dos trozos de mosaicos, untarles lodo fino o cemento de esas mezclas que hacen los albañiles para empañetar y luego  los pegaba, y al despegarlos de golpe, aparecían unas figuras rarísimas que uno podía interpretar que eran lo que a uno les diera la gana  que  se  parecieran. O tal vez,  miraba hacia el cielo en un día claro con nubes bien claras y fáciles de interpretar. No creo que  haya  habido niño, al que una nube cualquiera no se le pareciera a cualquier cosa,  incluso, hasta a un tío, un mulo, un perro, un viejo, etc..
 En la película de la historia, había un marido cornudo (al lado mío, había sentada una señora y otro señor contiguo a ella). Esa señora,hacía un comentario por cada escena, cosa esa que me pone las orejas tan calientes que se puede fácilmente asar un par de batatas en ellas. La señora siguip hablando, y ahora casi voceó:
 _ ¿Por qué esa mujer no se divorcia de ese pendejo?" y dirigiéndose al vecino, quien supongo que era su esposo, le dijo: "El día que yo sepa que me has hecho algo así, te mato en la primera vuelta".
En una escena, el actor cuernero, va por una calle oscura y le cayeron a golpes como cinco hombres, lo asaltaron y lo dejaron maltrecho; ahí mismo dijo la mujer de al lado:
_"Asimismo, denle duro al maldito, denle por abajo pa'que sufra ese canalla, yo sabía que algo tenía que pasarle, el que la hace la paga", y dirigiéndose al esposo decía: "Ve cogiendo apuntes, porque te estoy acechando no creo que llegues ni a la primera vuelta, desde que sepa algo te doy tu "Rilí".
 En eso, el actor se repone y vence a los agresores y la señora solo dijo: "Maldita película tan mala". Ya encojonao", le dije a la señora: "Mire doña, deje sus comentarios para cuando salga, tenga piedad de este auditorio".
 ¡Madre de todos los santos, para qué dije eso! La doñita se volteó hacia mí soltándome un ensarte de boches, con amplio repertorio de malas palabras:
 _Ah bueno, ahora si me jodí, toy mirando una porquería de película y además de eso, tengo que ponerme un zíper en la boca porque a este sujeto le molesta que abra el jooico pa´comentá esta ñeca de película. Sepa Ud. señor que, esta boca es mía y pagué mis malditos cuartos pa'decír lo que me dé mi maldita gana. 
¡Pero qué joder y no amanece! ¡Siéntese en otra silla si le molesta lo que digo y hago! Fue lo que hice, me senté en otra fila. En eso, la mujer del actor principal, conoce a un tipo que empieza a cortejarla y ella, muy recatada, le dijo que era casada y que no podía serle infiel al marido, bla, bla, bla. Ahí fue cuando mi ex vecina dijo:
_ Pero mujer del demonio, hazle caso a ese hombre, no ves lo bueno que tá ese malvao?" ¡Pero qué mujercita mas pendeja; si soy yo, me lo jondeo al tiro.
 La actriz, luego tuvo un accidente y en su lecho del hospital le decía a su hijita: "Mira, mamita, si me muero, recuerda que tu eres lo que más he querido en mi vida, bla, bla. Entonces mi ex vecina comienza a jimiquear y, haciendo bembitas dijo: "Pobrecita mujer, primero los cuernos y ahora ese accidente, que vida más cruel y qué película del diablo mas mala, y dirigiéndose al esposo dijo:
 _ Si un día me veo en una situación así y me dicen que mientras yo estoy en la clínica, tu andas con otra mujer, será lo último que hagas en tu vida, porque la puñalá que te daré te servirá de respiradero, es más, mañana mismo voy a averiguar dónde estabas el sábado, cuando no contestaste las siete llamadas que te hice, ya verás lo que va a pasar.
 En eso, se oyó una voz en la sala, que decía:"Pero, ¿es que no hay nadie que calle a esa azarosa? ¡Ya lárguese de aquí, mal educada! ¿Ud. cree que está en la gallera o en la cámara de Diputados? La mujer ripostó: 
_ ¡Váyanse ustedes, yo pagué mis cuartos y hasta que esta porquería de película no se acabe no me voy!, y en cuanto a ti (dirigiéndose al esposo), allá en la casa seguimos hablando de" ¡¡¡Aayyy!!... No pudo seguir hablando, el golpe que se oyó, parece que le hizo tragar la lengua. La mujer salió "desgaritá", prácticamente brincando los asientos, mientras el hombre le decía: ¿Qué te habías creído carajo? - Crees que voy a seguir aguantándote vainas delante de las gentes, indecente, es en el cine que estás, esto no es la gallera, ¿quién te dijo que eras narradora de películas?
 La mujer no oyó nada, porque salió tan "turulata" del cine, que hasta dejó en el piso dos dientes, una caja de pinchos, un par de rolos, un jaboncito y una toallita con el logo de un reconocido motel, y llegó a Katanga preguntando por su casa, luego se averiguó que ella vivía en piedra Linda, ese '"majaguazo" la dejó loca. En la sala del cine se oyeron aplausos y voces que decían: ¡¡¡¡BIEN HECHO!!!!!!

domingo, 5 de enero de 2020

EL MURAL DEL PADRE LUIS EN LA PUERTA PRINCIPAL DE LA IGLESIA DE OCOA, CON LA FIGURA DE UN NIÑO CAMBIANDO LA PALABRA PAZ POR PAN.

Henry Osvaldo Tejeda Báez
El  tema  de  este  corto  trabajo, lo abordo  hoy porque, de haber tenido conocimientos antes del mismo, lo hubiera reallizado antes.No lo había tratado antes, porque tengo varios años  que  no voy a mi querido pueblo de Ocoa, y no sabía que  en  el 2015, según pude leer, ese   mural, había    sido colocado de nuevo, pero no en la puerta principal de la iglesia donde originalmente lo colocó el padre Luis Quinn, sino, en el ala este del edificio ¡Ahora, vamos a mi pleito!
Vista del letrero original, colocado en la puerta principal de la iglesia de Ocoa
 por el padre Luis Quinn. Por su nitidez, se podía leer desde lejos.
Tanto el que quitó ese mural de la puerta de la iglesia, como el que luego de tantos  años de la  muerte del padre Luis colocó una  fea réplica de forma tan mal hecha, que  no es  más que un ridículo, cínico e irreverente, además de envidioso, entre otros calificativos que se  merece.  Esa persona, un cura  tuvo que haber sido,  quien  decidió  colocar en un rinconcito   del frente de   la  iglesia muy   poco visible y sin   la menor intención de que la gente lo note, el  mural   que  identifica lo más hondo del pensamiento del padre Luis. Un letrero con colores opacos, raro, feo y muy diferente al ya famoso mural del Guayacán. La figura del niño no se nota a varios  metros de distancia, hay que acercarse para poder verlo porque el color de la piel que le pusieron no contrasta con el del fondo del mural. Y ¿Qué decir cuando alguien, especialmente, un turista o cualquiera que se le antoje  tomar una foto desde  la acera  del  parque? No se aprecia  nada  del niño, y  mucho menos  se sabe cuál es el mensaje que El Guayacán quiso llevar al las personas que lo vieran. Eso es una  irreverencia y una gran afrenta a la memoria  de ese grande hombre que fue nuestro Guayacán. Si  es que quieren hacer algo que no sea  risible,  que  la gente vea   que  lo  hacen  en honor al Padre Luis y por lo  que tanto más luchamos para que lo colocaran de nuevo en su lugar de origen, o sea, en la puerta principal de la iglesia, por lo menos, debieron hacer algo similar al  original dándole otros colores más llamativos, o con el mismo que antes tenía, porque me parece de mala fe que le pongan un color verde oscuro y colocarlo  en  un  lugar  donde  hay  vegetación  verde oscura que le quita visibilidad; es un perversidad. En el lugar que está, amerita que el tamaño le sea aumentado y buscar colores en los que haya contraste entre el fondo, con el texto y con el niño.
Este es el mural actual. No hay forma de que el niño se pueda ver con claridad. No
se ve bien ni la N" final, ni el niño doblando la "Z", ni cuando se fue (Al final).
Les recuerdo que, la colocación nuevamente de ese mural en donde estaba antes, fue un reclamo que hice mil veces en todas las redes sociales, escribí artículos, llamé al alcalde Aneudy Ortiz para que gestionara su colocación aunque fuera en el mismo parque, porque ese letrero con tan profundo mensaje,  no podía desaparecer de ahí.
Este es el gran letrero construído por Pedro en la entrada de Ocoa. Ahi se puede ver el famoso mural del Padre Luis. Las imágenes que están a la izquierda,
no están en el muro, ya que fueron agregadas por mi  para otros fines
Recuerdo que le hablé al senador Pedro Alegría, quien luego me sorprendió al mandar a pintar una réplica del  mural en la misma entrada de Ocoa,  con unas enormes letras que se pueden ver desde 300 metros de distancia, algo asombroso, que dio lugar a que yo lo escogiera como imagen de perfil para el grupo SOMOS DE OCOA. Eso, fue  un gesto que habla muy bien de Pedro, y si me dirigí a él  para expresarle mi preocupación,  fue por yo sé de su amor y respeto por el padre Luis que, dicho sea de paso, siempre lo ayudó  en sus proyectos, y  estuvo a su lado en los peores momentos de la vida del Guayacán. Pëdro Alegría, estuvo a su lado  con su mano amiga en el hospital de Miami al momento de que el padre Luis fue operado de corazón abierto, y donde murió luego de la misma. Esos reclamos, los hice  al  darme cuenta de que un cura, supongo que por envidia o por verse frente a un pueblo que podía esperar de él  una actuación  como  la  del  Guayacán y que sabía que no estaría a su altura, retiró el mural de la puerta de la iglesia luego de fallecer el padre Quinn. 

No sé qué fue lo que se le metió a ese cura, pero lo que en esos momentos pensé fue lo que aún hoy sigo pensando; que ese cura  que sustituyó al Guayacán, al ver que no se podía calzar unos zapatos que le quedaban grande  decidió borrar cosas que él creyó manendrían al pueblo pensando en el padre Luis. Tal vez estoy exagerando, pero que,  no había la necesidad de quitar ese  mural tan significativo de ahí, solo  porque a  él  se  le antojó quitarlo. Claro, a menos que   la rancia  jerarquía católica le hubiera ordenado que tratara de borrar de la mente del ocoeño los ideales revolucionarios del padre Luis; no dudo nada ya, porque esa iglesia no dejará nunca de ser lo que ha siempre ha fue, la enemiga múmero uno del pobre, complaciente con la oligarquía y con la explotación de los pueblos. Recuerden que, la iglesia católica, por sugerencias de lo peor del partido  reformista de  nuestro Ocoa, en los tiempos de los doce años de Balaguer, ellos  quisieron echarlo del pueblo, y que no se les dio porque el rechazo de la comunidad. Espero que sean indulgente conmigo, pero lo que ví en ese letrero tan poco legible y arrinconado, me dio coraje.