sábado, 17 de abril de 2021

Jueza Garabitos debe hilar fino para que no tenga que lamentar un fallido fallo

Por Henry Osvaldo Tejeda

Elucubrando sobre las cosas de este conuco en el que vivo y al que nos ha cogido con llamarle dizque, país, veo que en el pueblo subyace el temor de que la jueza María Garabitos, que, dicho sea de paso, el pueblo ya sabe de sobra los nexos amistosos de ella con Danilo Medina y su familia. Amistad esta que es fortalecida por el agradecimiento de ella por su nombramiento desde hace tiempo en el tren judicial. Sabemos que la justicia fue secuestrada por los delincuentes peledeistas desde que Leonel Fernández volvió al poder, colocando jueces y fiscales de su confianza para blindarse con la propia ley contra las sanciones por las que pudieran ser perseguidos luego de cometer sus actos vandálicos contra el estado. Esa fue filosofía peledeista y que asumieron como política de estado para poder hacerse multimillonarios robando del presupuesto nacional sin ser sancionados; esa política de estado fue seguida y aumentada con creces por Danilo Medina, el ya famoso y fatídico bizco de arroyo cano.
Entonces, esa jueza, quien no ha sido por simple coincidencia que fue apoderada del caso del pedimento de Danilo y sus corruptos a través de los más perversos abogados del país, para que se anulen los resultados de una decisión de ella misma cuando autorizó el allanamiento que le hizo la procuraduría general de la república a la corrupta cámara de cuentas, de la que Hugo Alvarez, que era manejado por un titiritero ubicado en el palacio nacional que no es otro que el mismo Danilo Medina. La perversidad y la delincuencia hecha hombre.
Lo que me ha venido trabajando en la cabeza en estos últimos días, es el temor de que como ya dije, la jueza Garabitos, en un acto de agradecimiento o de una imposición del presidente de la suprema corte de justicia que es otro títere de Danilo y su gavilla, pudiera decidir anular por sentencia el allanamiento que ella misma autorizó al PEPCA y que fruto de eso, todas las pruebas de corrupción encontradas ya no tendrían validez jurídica, y ahí es cuando me sale la siguiente interrogante: ahora que tenemos una nueva cámara de cuentas, ¿acaso no puede esta aportarle todos los datos; los mismos datos que ya tiene la procuraduría encontrados en el allanamiento a la cámara de cuentas y echar por tierra la sentencia de la jueza, pues lo que ella habrá juzgado fue la legalidad o no del allanamiento, no lo que encontraron, y que por tanto, todas las pruebas de corrupción encontradas no serán afectadas, porque los datos habrán llegado al PEPCA directamente por simple solicitud de esta a la nueva cámara de cuentas?
Los que quedarán como perico en la estaca, serán los que pensaron salirse con la suya, al fallar en sus intentos de evitar tener que irse en bola de humo a Najayo o a la Victoria. Por más pendejos y futiles que sean los argumentos de esos abogados que defienden a la vieja cámara de cuentas, el pueblo cree que serán acogidos sus pedimentos porque ya nadie cree en la justicia que aún sigue en poder de Danilo. Por tanto, hay que prepararse para oir un puerco fallo más emitido por una jueza peledeista. Pero eso no sería nada raro, porque ya nos tienen acostumbrados; ni siquiera les damos el beneficio de la duda de que pueda dar un fallo honorable; es más, ojalá me haga quedar mal, pero lo dudo. Esta es una justicia retorcida a voluntad, solo recordemos la denuncia del ingenierio Leonardo Faña (No sé por qué traigo esto a colación) contra supuestos actos de corrupción cometidos por el ministro de la presidencia José Ramón Peralta. Faña aportó tantos datos en su contra que, la mitad, desbordaba el salón de audiencias suficientes para que ese oscuro personaje fuera condenado. Ese tipejo creó una empresa en el 2013 acabadito de llegar al poder para venderle al estado, y Danilo lo sabía, así como sabía de los grandes negocios que hicieron sus hermanos y sus cuñados, abusando de su familiaridad con él, y que ahora son multmillonarios. En resumen: quien recibió una condena fue el que denunció la corrupción de Peralta, o sea, el propio Leonardo Faña.

Soy un lego en materia penal, pero creo que si la nueva cámara de cuentas decide darle al PEPCA los mismos datos que ya esta posee sobre las pruebas encontradas en el famoso allanamiento, no hay truchimanería que los abogados ni la propia jueza Garabitos quieran esgrimir, para prohibirle a la nueva camara de cuentas darle los datos requeridos por la procuraduría General de la República, y esos abogados del mal no podrán decir que están violando nada, ni que se estaría juzgando dos veces el mismo caso, porque no fue por los datos encontrados que la Garabitos está apoderada del caso y sobre el que pudiera dictar un tollo de sentencia, sino, por el allanamiento per se, además, aportarle datos al PEPCA no es un caso judicial.
La procuraduría no tiene la obligación de decirle a la jueza Garabitos todo lo que encontró en el allanamiento, y por lo que tendrá que decidir; mejor dicho recular, en el que cometería un hecho del que más temprano que tarde, va a tener que lamentar. No sé si me doy a entender, estudien lo que he dicho en este otro embarre de cuartillas a ver si lo entienden y sacan algo de él.
En resumen; lo encontrado por el PEPCA en el allanamiento es legal, porque el mismo fue autorizado por un tribunal, pero como esperamos un retorcimiento de la verdad, quisiera yo saber si la nueva cámara de cuentas estaría violando alguna ley si le suministra al PEPCA los mismos datos que ya esta tiene. De no haber problemas en hacer eso, ahora me pregunto; ¿a cuáles subterfugios judiciales recurrirían tanto esos malditos abogados traidores a la patria, como la misma jueza y el presidente de la suprema mierda de justicia para desautorizar a la nueva cámara de cuentas a darle información al PEPCA, sin que sean ellos quienes violen la ley? Yo creo que no hay forma de que Danilo y sus secuaces puedan salíserles de abajo a una patana llamada La Victoria, o en su defecto, a un catarey cañero, llamado najayo.

domingo, 7 de marzo de 2021

Un tubérculo semi racional, analiza un tema neurológico del Dr Ricardo Nieves

Por Henry Osvaldo Tejeda B.

Para que no piensen que voy a maltratar a alguien, diré que el ñame soy yo. En su programa dominical "Domingo sin Estrés", Nieves, escogió como tema la risa, y yo que, aunque no me lo crean, lo que tengo como memoria es una especie de cisterna agrietada, creo que entendí todo cuanto dijo este brillante amigo quien es la persona que más admiro en este país, por su brillantez intelectual, pero sobre todo, por su humildad, su apego a los valores morales y por los cojones tan bien puestos que tiene para defender los mejores intereses del país, por ser una persona abierta, sin recovecos y ser un hombre solidario.
Alguien se preguntará cómo entendí todo lo dicho por Nieves, si acabo de decir que tengo una cisterna como mi memoria cerebral, pues a su pensar, eso es un almacenamiento que me sirve para procesar las cosas de manera efectiva, pero el que piense eso no leyó bien, pues yo dije "cisterna agrietada", o sea que, pueden entrar cucarachas, ciempiés y otras alimañas que me dañarían la cognición cerebral y yo pudiera  tergiversar todo cuanto esté almacenado dentro de mi cerebro cisterna; honestamente, creo que eso fue lo que me pasó; usé a mi manera una gran parte a lo dicho por Nieves, pero lo hice tomando solo lo que me pareció ideal para acotejarlo a lo que tan morbosamente, yo tenía planificado escribir. 

Ricardo Nieves, habla del sistema Límbico del cerebro, y dice que ahí es donde está el control y el procesamiento de las emociones humanas tales como: la amargura, la ansiedad y el llanto entre otras como la risa que es el tema en cuestión, por tanto, la risa, produce una disminución del Cortisol, sustancia que produce el estrés y la ansiedad. Cuando esto sucede, se libera el Dolfina y una sustancia que tiene que ver con el placer en el cerebro que nos hace sentir bien, llamada Dopamina; un neurotransmisor, léase, un delivery del cerebro que nos trae el placer que dan algunas sensaciones humanas.

Bueno, aquí es donde  yo decidí exponer mi maltrecho cerebro cisterna a este embate científico de Nieves, sabiendo que esa exposición ante un tema que de lo único que sé, es reirme mucho, me podría hasta tostar mis neuronas que, dicho sea de paso, ya andan en muletas. ahora traigo mi tema por las greñas. Yo digo que a Danilo Medina, se le sulfataron demasiado los cables transmisores que llevan la Dopamina a su cerebro cisterna. La Dopamina de ese marchante está cautiva, igualita a cómo él tiene al PLD; atrapado, inanimado y por más señales que su Dopamina reciba del sistema Límbico, no es capaz de dejar salir los reflejos emocionales diversos que pueden causar risa a este sujeto, ni los buenos sentimientos, ni nada que tenga que ver con la moral y las buenas costumbres que puedan hacerlo gracioso ante la sociedad, y es por eso que es psicorrígido y malo como el diablo ya que, al no poder emitir una simple risa, a menos que sea fingida y burlona y acomodada, no puede liberar todas esas nocivas y venenosas calorías políticas y corporales que se les han ido acumulando en el juicio. Aún con una risa fingida no pudiera hacer nada, porque la Dopamina no produce una risa cuando la señal no le llega de otra parte del cerebro, y una risa fingida proviene solo de la boca, de una boca mal inencionada.

Es más, una risa fingida, es lo mismo que comerse una tayota o un huevo sin sal. Entonces, esa falta de estímulo a la risa de Danilo, es parte de lo que le da resultados negativos ante la sociedad, y  lo que le causa un mayor repudio y si eso se lo sumamos a tener sus valores morales enchiquerados, o sea, acorralados en su cisterna Límbica convertida ya en un zafacón, en ese juicio no hay nada positivo qué buscar; es solo un puro cascarón.

Por eso digo que este tipo, por tener tantos cables sulfatados y aterrizados en el cerebro, fue que en una ocasión hasta se le hinchó la cara y se encojona tanto que no ve que sus acciones son dañinas no solo para èl, sino para el que lo rodea, y que solo lo toleran los que son tan malos y delincuentes como èl. Ese mismo cable de la risa, en Leonel, también esta aterrizado y sulfatado, pero a este se le sulfató más por el ya famoso "Pa´lo pie" de la doña "acheyennada". A propósito, este necio ahora quiere volver al poder detrás de varias cosas, y una de ellas lo es, tratar de que, ya siendo presidente (Que no lo será) Hacer que la doña le levante las sanciones conyugales incluyendo el maldito pa´lo pie. Lo otro que busca, es renovar su antigua figura luego de verse disminuido a su primaria condición de comer pichirrí de pollo, jartarse de yaniqueques, bofe, alitas y cocotes de pollo. Bueno, especialmente de la carne de cocote que, según dice el Doctor Fadul, ese es su delirio.

Dice Nieves que, conjuntamente con todos los epiplónes, cajas de bolas y mofles del cerebro, la Dopamina libera esas sensaciones de alegría y bienestar momentáneos que nos causa risa, que nos liberan colesterol, se consumen calorías por pipá. Lo que busca con el cerebro con todo esto, es la estabilidad, la tranquilidad y la normalización porque lo que desea es estar de vago y coger vacaciones, sin que lo jodan con tantos problemas por ser un mecanismo de defensa de la mente humana, de ahí que el hipocampo juega su papel fundamental en el proceso vivencial del sujeto, aunque cuando se ve afectado, se aloca.

Aquí voy yo de nuevo. Esa gran cantidad de alambres aterrizados que tiene Danilo en ese juicio tan mal diseñado, le inhiben la liberación del cortisol; también le afecta el chip del sistema cognitivo, y es por eso que ha perdido la capacidad de aprender, incluso de sus propios errores. Hoy le falla una estrategia, y en lugar de buscar una variación para una segunda vez, de nuevo usa la vieja estrategia pero no con nuevos elementos, al contrario, se vuelve más sicorrígido aislándose en su misma maraña para  fallar de nuevo. 

Y así lo hace una y mil veces, sin escuchar lo que alguien se atreva a decirle que debe corregir tal o cual proceder suyo. Ya perdió todo, ahora, él ha obligado a que le den la última oportunidad, para ser presidente del PLD, pero vaya usted a ver qué es lo que ha hecho para lograrlo y qué es lo que pretende hacer para llegar a un buen puerto que, por cierto, está muy lejos. Nada; volvió a lo mismo, a encerrarse en su propia telaraña de la maldad, las trapisondas, el autoritarismo y todo lo que lo llevó al descalabro político, físico y peor aún, a su descalabro mental. Entonces, su bloqueo cognitivo, lo mantiene encerrado en su errático, desfasado y desastroso pasado, que no le permite entender el momento en que vive el país y el resto del mundo; tiene el juicio "Tuche".
Si Danilo, y el mismo Leonel; este último parece un Huso (Léase Júso, como se dice en Ocoa), Leonel con esa cara de aburrío, lo que parece es un espantapájaros puesto en un maizál para ahuyentar los pájaros de la naturaleza. Bueno, no así a los pájaros de dos patas. Decía que, esta gente, como políticos al fin, deberían irradiar empatía y buena voluntad, deberían saber que cuando una persona se ríe, o que es dado a reír mucho aumenta aceptación, su cognitividad crece, se relaja todo el cuerpo y hace relajarse al que está en su entorno, en fin, se nota más humano aunque sea un maldito traidor, como lo son estos dos pelafustánes.

Otro problema de Danilo Medina, y lo tiene también Leonel, es que según dice Nieves sobre la risa, son los amigos los que nos hacen reír por el gran nivel de empatía que existe entre nosotros y nuestros amigos, pero los dos héroes que he traído por las greñas para mi embarre neurológico usando las palabras de Nieves, ni Danilo ni Leonel tienen amigos; solo tienen socios de desfalcos, truchimanerías y robos; también tienen legiones de lambones políticos limpia saco, pica cáscaras que enseñan las nalgas cuando les hacen una reverencia; puros crótalos que se arrastran a los pies del administrador de turno del presupuesto nacional que se benefician de sus momentáneas relaciones de irreal amistad con el poder, ya que la supuesta amistad que existe entre los allegados de esos despreciables seres humanos, no es realmente hacia ellos, sino, al amor desbordado hacia el presupuesto nacional que ellos, tan mal administran usándolo para hacerse líderes de con pies de barro.

Por eso es que cuando caen del poder, también caen en desgracia con esos parches que se hacen llamar sus amigos, porque la mayoría de ellos los abandonan cuando ya no les sirven para nada desde su casa, y son muy pocos los que se mantienen a su lado, pero tampoco es que les demuestran una amistad sincera mientras están en desgracia, no señor, lo hacen solo por el agradecimiento de dejarlos hacerse ricos en sus gobiernos. Pero hay otro segmento de supuestos amigos que no pueden alejarse de ellos definitivamente, porque son los socios de sus negocios sucios, por lo que obligatoriamente, como socios al fin, tienen que estar unidos; si los cogen se termina la unión

Hipólito Mejía tiene el sentido del humor en grado superlativo, y al parecer, sus padres se dieron cuenta de que tan pronto salió de la cajeta de su madre, el macaco irradió un ambiente de pura chercha, todavía pegado del ombligo de la madreÑ y voy más lejos; yo creo que Hipólito, en lugar de lanzar un grito cuando lo parieron lo que lanzo fue una carcajada de oreja a oreja, a lo que el médico sorprendido, dijo que el niño tenía en el cerebro un chip muy importante y que lo puso a funcionar antes de tiempo, y que sacó el cerebro del plástico en que vino de fabrica desde que salió de la panza de la mai. Afuera, los curiosos esperaban un grito; "se guayán!

El padre, supongo que le preguntó al partero el nombre de esa pieza del cerebro a la que el médico hizo referencia, y este le dijo; la pieza se llama Hipocampo. Fue cuando al padre le brillaron los ojos y se le prendió una jumiadora en la cabeza al oír un nombre tan adecuado para el macaco que acababa de nacer. Bueno, le puso Hipólito, por aquello de Hipo y por haber nacido en el campo. Hipocampo, es igual a Hipólito del Campo. Aún hoy, el hombre no deja de chistear.

miércoles, 3 de marzo de 2021

Chácharas; el perro realengo y su manjar (Reedición)

Estas chácharas, fueron publicadas originalmente, en marzo del 2013, pero quise actualizarlas con algunos comentarios jocosos sobre situaciones del pasado reciente.

Por Henry Osvaldo Tejeda
Señores, en este país no hay salvación para los pobres; para los que van al colmado a pedir un fiao hasta que llegue el chequecito de la nominilla que, como compañerito, le pertenece a esa carne de cañón que el PLD mandaba a las calles a hacer bandereos entre otros bultos, o hasta que mi hijo me mande los chelitos desde nueva yol, dirían algunos.
No hay salvación para el que de repente le da un yeyo y tiene que ir a dar con sus huesos a un hospital público, porque lo más probable es que se muera en un pasillo esperando a que lo atiendan, o peor aún, que le digan que no hay cama, que el médico no llega, que se vaya y vuelva luego porque no han llegado los medicamentos. Señores, el demonio es una chancleta vieja comparado con un cajón blanco de esos, donde los porteros mandan tanto como el director. Pero hoy, este no es mi tema, por tanto, lo dejo de ese tamaño.

Está vaina está tan del carajo que, ya ni los perros realengos encuentran qué comer. Ayer por poco se me sale una carretilla de flatulencias (léase, follones y peos) de lo tanto que me reí. Miren amigos, las carcajadas eran tan escandalosas que hasta el chófer de un destartalado carro de concho me voceó: _ ¿De qué te ríes, obejo?Lo de obejo, es un mote que nos han puesto desde toda la vida a los que tenemos la piel clara, entre otros regalitos que nos puso encima la madre naturaleza. Digo regalito, pero a veces es un fastidio ser así, porque no es una ni dos veces que los cambiadores de dólares ambulantes, cuando yo iba por una calle, sin ellos pensar que puedo ser un salta pa´trás que se lo está llevando el mismo pecusio del arranque y la olla en la que me encuentre, ellos me persiguen como si yo fuera un gringo, un alemán, un ruso, canadiense o suizo, mientras me van diciendo insistentemente ¡Dólar, dólar! ¿Quiere cambiar sus dólares? 
Es frustrante; hacerme parecer en un momento como la gente de nariz empingorotada, y porque me daba vergüenza ser una enema andante, cuyo único capital en mis bolsillos eran sarrumas de pan y uno que otro recibo de compraventa, una arandela que recogí en la calle no se ni pa´qué, o un clic de tender ropa..... Eso da vergüenza, y si uno no cuenta hasta diez,  es posible que le caiga a trompá  a esos acosadores.
Bueno, solo miré torcío al chófer cuando me preguntó de qué me río; no le contesté con una pachotá (patochá, es la palabra, pero la digo como me gusta y como se dice en este país) porque conozco muy bien el fusil AK47 de asalto que tengo en la lengua, además, lo de obejo, sé que lo dijo por mi color de piel blanca y mis cabellos canos y lo cogí por el lado amable, por tanto, seguí riéndome de los perros que estaba viendo al otro lado de la calle. Riéndome así, parecía yo un estúpido loco pues, cuando uno se ríe de esa manera  hace muchas muecas raras, y hasta  se le vuelve a uno la mirada estrábicala  (léase, voltear los ojos mirando pa´to los lados y para ningúna parte, algo así como un bizco que conozco de un campo de San Juan.

Mi ataque de risa comenzó, cuando vi a un perro callejero más feo que un ex presidente dominicano de pelo´ e tusa de estos tiempos cuando está desgreñao, y que en el 2024 quiere volver a joder al país, luego de haberlo desangrado durante doce años, para luego dejarnos en el poder a otro mastuerzo que terminó la obra de robos y destrucción de este conuco con luz. El perro llevaba en la boca su almuerzo, e iba sacando quisondas que es lo mismo que decir, dando curvazos, para que no chocar con nada a la vez que relojeaba para todas las partes, no vaya a ser que venga otro perro mucho más grande y abusador y se antojara del tan rico manjar que él con tanto esfuerzo se había encontrado en un zafacón, y que ahora llevaba en la boca. Ese perro parecía que estaba atravesando por una olla y por lo que pude ver parece que tenía muchos viajes atrasados a la cocina.

Por ese debilitamiento, parece ser que el manjar ya le estaba pesando mucho en la quijada y eso lo hizo detenerse un rato a descansar reconstándose de un poste de luz. En esas estaba cuando de manera subrepticia llegó otro perro mucho más grande que él, y así como ha hecho el PLD a este país, así le hizo "coca" al pobre e infeliz pueblo, no, perdón, quise decir, al infeliz, desgarbado y cansado perro vira lata. Cometí un lapso, al poner antes el ejemplo del partido que se robó hasta el orgullo nuestro de llamarnos país.
Un tiguerito que jugaba bolas en los alrededores, vio la acción y le "mandó" una "pedrá" detrás al perro ladrón, que se le pegó en medio de la barriga; el asqueroso perro dio un chillido en vez de ladrido, tiró un brinco, peló los dientes haciendo unos movimientos con la boca como "mentándole" la mai al tiguerito que le jondió la piedra, para luego "arrancar"en Fa Mayor" y con el "Overdrai" puesto, mandándose en una loca carrera por lo que tuvo que dejar el manjar en medio de la calle. El tiguerito, recogió "la comida" y se la entregó al esquelético dueño, quien pareció darle las gracias con los ojos. El perro cogió el manjar, y antes de irse, se paró debajo de una mata, donde plácidamente, delimitó su terreno meándose en el tronco.
Quiero agregar que, el ataque de risa me llegó cuando vi que el gran manjar causante de todo este reperpero, no era más que un pañal desechable lleno de ñeca de niño. Para mí, ese era un simple pañal desechable, pero para ese pobre animal era una jugosa pizza de peperones o tal vez un buen filete miñon o una pechuga a la plancha.



lunes, 1 de marzo de 2021

Chácharas de una pelea de gallos y sus consecuencias

En la India, un hombre murió de una estocada que le dio su gallo de pelea, con un cuchillo de tres pulgadas que este le había amarrado.
Ya la gente perdió la capacidad de asombro, cuántas vainas hay que ver en este raro mundo. El hombre que resultó herido, quería que su gallo asesinara al gallo contrario durante la pelea, pero no contó con que al parecer, su propio gallo era cristiano y no musulmán como él, y que había leído además los diez mandamientos de una religión diferente a la musulmana metiéndosele en la cabeza que no se debe matar al prójimo, por tanto, decidió que no mataría al otro gallo con ese cuchillo que el dueño le había enganchado en una pata como si él fuera Rambo. Bueno, el hecho fue que, cuando el dueño lo soltó a pelear, el gallo, le hizo una reverencia al gallo contrario y luego salió dao a la peste como alma que lleva diablo, corriendo y volando como un desgaritao por toda la gallera mientras el dueño se quedó alelao de la sorpresa. Los asistentes a tan asqueroso e injusto evento, corrían despavoridos, porque sabían que el gallo iba armado, ya que es costumbre en ese lugar de la India armar a los gallos de peleas hasta los dientes, no, perdón, cojollo; olvidé que los gallos no tienen dientes, pero como pájaros al fin, yo pensé en los otros pájaros humanos también de dos patas, ya que esos sí que tienen dientes y de otros atributos propios de avechuchos raros.

Pues bien, la gente brincaba alborotada por los asientos, se metían debajo de los bancos; era un caos creado por ese gallo que el dueño creyó que era islamista, que estaba armao, y al que pensaron que era un terrorista dispuesto a acuchillar a to´el que no lo dejara pasar. Lo creían terrorista, pero nada guapo pues se negaba a ir a la Yijáh (la guerra) contra el otro gallo. Ellos no sabían que nuestro héroe el gallo de la historia, llegó a la conclusión de que el otro gallo, a lo mejor era pacífico y de buena familia, que no había por qué pelearse con él y mucho menos matarlo. Pero la gente ya estaba encojoná, y le voceaba al dueño del gallo que atrapara a ese asesino antes de que cometiera una masacre en la gallera con el arma que llevaba amarrá en una pata; siempre tildándolo de terrorista pero no eran halagos, ya que también consideraban al huidizo gallo como un sinvergüenza y charlatán cobarde por no enfrentarse a pelear con el otro gallo. Entre los presentes había un reportero musulmán que le preguntó a un tipo sobre la actitud del gallo que alborotaba el lugar, y este le respondió:
_ Mire señor, luego de yo ver el papelazo que ha hecho ese maldito gallo, en estos momentos ya no toy para que nadie me ande jodiendo la paciencia, pero no quiero serle grosero   por lo que le diré que ese asqueroso gallo que usted ve haciendo desorden, es una pura mierda y que ya no irá al paraíso allá arriba en el cielo, donde Alá le tenía reservado un harén con 20 gallinas hermosas, todas señoritas.
Bueno, para no cansar con la historia, debo decir que el gallo, por más que brincó y pataleó no consiguió el 4 por ciento....pero, ¡maldita sea!, ya se me aterrizó el mismo cable de siempre cada vez que menciono palabras tales como: brinquen y pataleen, pues me recuerdo que las dijo Leonel Fernández, el ahora dueño del partido La Pupú, cuando el pueblo protestaba exigiendo el cuatro por ciento para la educación; él dijo que por más que brinquen y pataleen no lo iban a lograr. 
Pero nada, decía que al pobre y pacifista gallo no le valió brincar ni patalear, porque en uno de esos vuelos rasantes por el área de pelea de los gallos, el dueño logró atraparlo y ahí fue cuando ocurrió el problema. Durante el pataleo, el gallo le dio una "puñalá" que le perforó la ingle al hombre, muriendo luego en el camino rumbo al hospital. La naturaleza defiende a sus hijos, porque carajo, ¿por qué los dueños de los gallos no se fajaron ellos a pelear a la "trompá"? No señor, nada de eso, ellos pusieron a dos animalitos a matarse para ellos gozar y tratar de ganar dinero con la muerte de uno de esos gallos. Ahora, el gallo está metido en un gran problema, porque fue detenido por la policía y el pobrecito va a tener que enfrentarse a un juez por cometer  un hecho  sin  quererlo. 
Ojalá no le toque un tribunal donde haya un juez como los del bizco de Arroyo Cano, ya que,  si por mano del diablo, el dueño del gallo no es peledeista, ese juez danilista lo más seguro es que lo halle  culpable de asesinato en primer grado y lo condene a morir quemado dentro de una olla de sancocho, o tal vez hecho todo un locrio en  el  patio  de   una  mezquita  musulmana.

Como en la India son tan raros que adoran hasta a las vacas, puede que surja un movimiento que interponga sus buenos oficios a fin de que ese pobre gallo, que se supone es un feligrés islámico, sea liberado sin cargos por no tener culpa en el hecho. Los que deben ser llevados a la chirola y madurados a palos,  son los que arman esos pleitos de gallos. Personalmente, yo prefiero que en lugar de poner a pelear a dos gallos, se pongan a pelear a galletazos limpios a dos pájaros cundangos pues sería mucho más llamativo ver a dos maricones dándose pellizcos, cachetadas, mantoplazos y gritando como guacamayos, y como al dominicano le gusta tanto imitar, espero que a  ningún gallero se le ocurra amarrarle una pistola a un gallito quiquitiquí  debajo de un ala, o untarlo  de veneno desde el pico hasta las espuelas. ¡Aquí dan pa´tó!

Esta fue una historia real, que luego de haberla leído,  me di tamaña jartura de mofongo con chicharrón, algo que no  debí hacer porque desde que me acosté empecé a soñar sobre lo que había leído y en esta narración del hecho, he tenido que decir todo tal como lo soñé y así  no fue que sucedió, pues le he puesto unos adornos que solo pudieron haber salido de una barriga "timbí" de plátano. Pero lo del cuchillo en la pata del gallo, la herida en la ingle al dueño y luego la muerte de este, fue todo real. Todavía me río cada vez que pienso en las cosas que me llegan al "tutú", producto de las raras musas que me traen esas jarturas nocturnas. Si no es así, lean esto:  ¿Un gallo convertido al Islam? ¿Un harén de gallinas señoritas?, un gallo condenado a muerte por asesinato; un juez peledeista en una historia de gallos; el cuatro porciento a educación. No me joda nadie, ombe!

jueves, 11 de febrero de 2021

CHÁCHARAS: El taller de mecánica de Radio Patrullas y las piezas baratas

Por Henry Osvaldo Tejeda B.
El fruto de los míseros sueldos que se pagan en este batatal con luz, al que nuestro presidente se jacta de llamarle país, hace que el policía "saque de abajo", que quiere decir, usar toda la imaginación posible para agenciarse lo que ellos llaman "el completivo del sueldo".  Los de arriba se las "buscan" a su modo, y si es Jefe de la institución, no tiene ni que "buscársela" porque a su despacho llegan no solo los sobrecitos con dinero, sino, macutos y sacos llenos de papeletas.
Hace años, funcionaba (no sé si aún funciona) un taller para la reparación de los vehículos propios de la policía. Dicho taller, estaba ubicado en Radio Patrullas, cuya ubicación está en la Ave. Independencia de la capital, Por la parte posterior a Radio Patrullas, pasa la calle Correa y Cidrón.
En una ocasión un amigo me dijo que, en ese taller, era que él conseguía los repuestos de su vehículo. ¿Pa'qué ir a la calle 20 a comprar repuestos si aquí abajo los encuentro a la mitad de su precio con los mismos mecánicos de la policía? Me decía él, que sólo tenía que "menear un par de teclas" de sargento pa'bajo; pagar lo acordado e irse por el lado de la Correa y Cidrón por donde recibirías la pieza por la que pagaste.

El único problemita de eso era que, tu tenías que ser un buen fildeador porque la pieza te era lanzada desde el patio de Radio Patrullas, por encima de una pared muy alta. Digo buen fildeador, para que no le suceda a uno que intente hacer un mal fildeo, como le pasó a nuestro héroe, que solo escuchó cuando  le vocearon: ¡Ahí vaaaaaaaa la vainaaaaa! ¡Ay mi madre! Fue solo lo que dijo mi sorprendido amigo, porque le avisaron cuando ya la pieza iba en el aire, y no le dio tiempo a saber por dónde carajo venía el "flai".
Al ser la pared tan alta y no tener visión desde dónde le están lanzando la pieza, el pobre hombre tuvo que ser internado de urgencia, porque le cayó un alternador en plena cabeza y le hundió una parte. Cuando ese ocoeño tan jocoso me hacía la historia, no paraba de reía; lo último que me dijo sobre el golpe fue:
_ Mira muchacho, el golpe que me dio ese maldito alternador  fue tan grande, que me borró hasta lo que estaba pensando. Esa pieza me salió por lo mismo que cuesta un carro, porque hubo hasta que ponerme una placa de platino en el juicio. Ahora el que tiene la pieza que compré soy yo. Puedo decir que la compré; ¿Verdad que sí?
Cuando su esposa supo la historia, solo atinó a decirle:
_ ¡Ajá papacito! ¿Tú no querías conseguir piezas baratas? ¡Coge esa que tienes en el caco! Y bueno que te pase, por avivato, porque mira ahora, el guamazo te salió más caro que la pieza!

lunes, 18 de enero de 2021

Chácharas: ¡Ay, pero no se rían, ombe!

(Reedición; Se publicó originalmente, en agosto del 2010)
Por Henry Osvaldo Tejeda 
Este mundo, a decir muchos está muy mal equilibrado porque según lo que se dice, las riquezas están en muy pocas manos y los pobres son cada día más pobres. El pobre perdió la capacidad de reír, y el rico no sabe llorar, y si se le ocurre hacerlo, lo hace con altura (...?). El pobre tiene muchos obstáculos para reír, el rico tiene obstáculos para llorar. Soy de opinión de que el pobre, dentro de todas sus limitaciones, que son bastantes, puede tratar de ajustarse a sus posibilidades y hasta vivir como los ricos proporcionalmente de acuerdo a su situación, parecido a los ricos, es decir, seguir siendo pobre en el fondo pero pareciéndose un chin los ricos en la forma. Dije,  no se rían,   ombe!
 
Bueno, debo bajarle algo a eso porque creo que me pasé un poco y lo reconozco, pero por favor, entiéndanme y no se rían ombe, porque este es un análisis de buena fe que trata de llevar aliento a mis descascaraos lectores que hoy están sin trabajo; ya lo saben, ¡no se rían! No voy a decir todas las formas que tienen los ricos para gozar y sentirse feliz de la vida, solo quiero referirme a las opciones que tiene el pobre (y que no las ve) para tratar de que su "trapo´e vida" pueda ser algo más llevadero y hasta gozar como los ricos, pero que no se me hagan un masturbación mental, porque seguirán siendo pobres. ¡Aparéjenme este piojo! ¡Qué joder, pero   no se rían, ombe! 

Hay algo de lo que visto que hace la gante pobre en los patios de sus casas, sentados en una silla de guano o en lo que sea, y parece que eso es riquísimo, Me refiero a meterse el dedo gordo de la mano entre los dedos de los pies, y llevárselo la nariz para sentirse extasiado oliendo el aroma del "sicote"; me dicen que eso es sublime, y mucho mejor, cuando se jurungan entre los dedos gordos de los pies. 
Me dicen que, hasta sale una zarruma parecida a bollitos de harina en miniatura, como cuando te rastrillas un par de dedos por una parte del cuerpo donde hay alojado un sucio viejo por falta de baño. Para que los bollitos de sucio, que también se parecen a los chulitos de yuca (en miniatura, claro está) salgan bien, uno debe pasarse los dedos por encima del sucio como si hacen los que venden frío frío, es decir, de la forma como usa el guaya hielo, pa´llá y pa´ca y de atrás pa´lante encima del block de hielo. ¡Carajo, no se ría!, no me venga Ud con "( requengüeques dizque privando en fruta fina, no señor, no niegue que usted se ha metido sus dedos entre los dedos de los pies y se los ha olido por lo menos, unas cien veces en su vida, porque eso lo hace hasta el más "agentao" y privón de los humanos de nariz empingorotada. Y se ría, ombe! 
Para ser felices como los ricos, siendo pobres.
Pondré como ejemplo a los "guachimanes" que, cuando están solos en su trabajo, en lugar de estar pensando en la deuda con el colmado, o en lo que está haciendo su mujer mientras él está cogiendo la mala noche o quizás en sus interminables problemas debería buscarle el lado amable a la vida, quitándose los zapatos y empezar a gozar de las delicias que les brinda la jurungadera con los dedos y el "sicote". 
Solo tiene que cerrar los ojos, meterse cualquier dedo de la mano derecha entre los dedos de los pies y. ¡Zas! A gozar la vida loca. Hay gente que tienen los dedos gordos de los pies, parecidos a la baraja española llamada el As de Bastos, que tiene la forma de un Cactus. ¡Ofrézcome, pero que vaina más fea! Pero esos dedos, así retorcidos y feos son ideales para la delicia de oler el sicote. Un pobre que haga esto, siente tanto placer como si fuera de la clase alta, con la única diferencia de que el rico, se va donde una pedicurista y hasta se duerme mientras la mujer le jurunga en los pies, y si lo vemos bien, este señor no goza ni un chin  de lo mismo que goza el pobre cuando se mete el dedo entre los pies, y luego lo huele. Me asombra, ver  todos los nombres que se inventan para cualquier vaina; dizque pedicurista, manicurista, maldicuristas (Léase, pedófilos) etcetericurista. Todos inventan nombres, yo también me invento los míos; no soy menos que nadie y la palabra escrita es gratis, por suerte, el PLD no le pudo poner impuestos; nos salvamos de esa.
Lo que vi de la palabra "sicote"en mis rebuscaderas, no es la que usamos en Ocoa, yo sé que trata de la "zarruma" que se forma entre los dedos de los pies por el sudor y el "descascaramiento" de la piel, que "jiede" más que un italiano con tres días de trabajo sin bañarse.
¡Pura cebolla podrida! Nada tiene un perro muerto, qué envidiarle a un italiano que tenga varios días sin bañarse. Si se hace un trueque sobre dos cosas bien “jediondas”, entre alguien que da un italiano y otro da un perro muerto, el que da el perro sale perdiendo; nada “jiede” como los italianos. Bueno, los médicos tendrán su definición de lo que es el "Sicote, pero yo sí sé que eso es familia de la mazamorra, a lo que hoy llaman le cambiaron el nombre y ahora le dicen Pie de atleta, pero dondequiera que eso se mire ambos nos llevan al mal olor. No profundicen mucho en esto, recuerden que estas son chácharas vivenciales y por lo tanto, puedo decir lo que salga del ministerio del juicio mío, todo lo que quiero y cuando me venga en ganas.
Olvidaba decir que, aquí le decimos "zarruma" a los pequeños desperdicios que quedan de algo mayor, algo así como una "borona", como una "jarinita. ¡Maldición! Ahora sí me jodí, me metí otra vez "pa lo hondo". Ya dije borona y jarinita. En realidad eso es como......¡Ay, hombe, no jodan ustedes, no soy ningún profesor de Lengua Española, salgan a las calles que ahí es que se aprenden todas esas pendejadas! Mientras tanto, debo seguir con mis chácharas, y ya no quiero enredarme en las marañas del idioma.
Otra manera de hacer la vida más llevadera, es cogiendo un lapicero, un cuaderno y anotar la cantidad de mosquitos que durante tres días (Viernes, Sábado y Domingo) puede usted matar "a galleta limpia" (A mano plazos), o si lo prefiere, con un cartón. Eso le hará pasar un fin de semana de lo más entretenido, y hasta puede invitar a los vecinos para hacer competencias a ver quién mata más zancudos durante el fin de semana. ¿Quién quita que, haciendo competencias de asesinar mosquitos, ayude usted a acabar con el Dengue en su barrio? ¿Están viendo que sí hay alternativas para ser feliz como los ricos, aunque se siga siendo pobre? ¡Ay, no se rían, ombe! Esa actividad en un rico, equivaldría a pasarse una noche entera aplaudiendo a Pavarotti, o a José Carreras en una ópera. Mientras el rico aplaude, usted se las pasa tirando mano plazos "a troche y moche", y si lo hace durante un año cada fin de semana, hasta "molleros" le salen. 
¿Se imagina usted, que siendo un gordo y más feo que un año de hambre atrasá y "arrancao", parecerse a Arnold Schwarzenegger? ¿No se le antoja? ¡Claro que sí! Entonces, empiece a matar mosquitos cada fin de semana y olvídese de los problemas. ¡Ay, pero no se rían ombe!  Voltee la arepa de su vida y hágala útil, se usted sufre de estreñimiento, puede coger un fin de semana para purgarse tranquilo en su casa, pero si quiere irse a un río tiene que asegurarse de tener unos matorrales cerca para cuando la trompeta de la barriga le suene el toque de "juidero", para que le dé tiempo de quitarse los trapos de encima y no tener que hacerse un político morado…..Noo, perdón, he querido decir, hacerse ñeca en los calzoncillos.
Pues bien, solo tiene Ud. que comprar un buen purgante, se lo toma por la mañana y mientras le hace efecto, búsquese un libro que hable de las buenas costumbres y siéntese cerca de la letrina (recuerde, que estoy hablando de gente "descascará", que no tiene un "rubito" en su casa ( léase, un sanitario blanquito como las nubes y moderno) para cuando tenga que salir "bandiao" hacia el "excusado" (no me explico por qué carajo le dirán excusado; no he sabido de nadie que le haya pedido excusas ese albino) no le quede muy lejos y pueda aplastarse a su antojo y plácidamente.
Así, disfrutará usted de un feliz fin de semana y hasta habrá leído un libro, pero si usted no es amigo de ese tipo de lectura (como las sanguijuelas chupa cheques que tenemos en las cámaras legislativas), búsquese un juego de barajas y póngase a jugar solitario. En un rico, eso equivaldría a jugar póker en el casino de un lujoso hotel. ¿Ven ustedes, que sí se puede hacer lo mismo que hace un rico, con pocas diferencias? ¡No se rían,ombe! 
Por último (ya se me están haciendo muy largas estas chácharas), si es usted un pobre campesino búsquese una yagua de palma seca y súbase a una lomita bien inclinada, siéntese en la yagua, empiece la cuenta regresiva y coja jarda abajo; ya se dará cuenta de la sensación que sienten los ricos cuando se van a esquiar a Los Alpes suizos. ¿Ven ustedes, que solo hay que animarse para vivir como los ricos, aunque usted viva en la más espantosa prángana? Tengo otros ejemplos, pero si los digo aquí, sé que voy a ir preso por política, por tanto, aquí los dejo ¡Pero no se rían, ombe!

 

viernes, 1 de enero de 2021

EMBARRANDO CUARTILLAS: UN CHIN PA´TO´EL QUE TIENE LA BARRIGA PA´LANTE

Por Henry Osvaldo Tejeda, 
Hoy, me cogió con revisar eventos que se han dado desde la llegada del PRM y de Luis Abinader a la presidencia de la república. Vi el buen ánimo y la firmeza con la que el presidente ha dictado disposiciones, las ganas que le ha puesto a lo que ha creído que debe hacerse y por los resultados, las cosas les han salido relativamente bien, porque hay actuaciones de parte de la población, de su partido y de su propio gobierno que las hacen chocar con sus propios intereses, y muchos por lo bajo, acuden a la rebeldía, pero se dan cuenta de que cuando el presidente dice que la burra es baya, es porque tiene los pelos en la mano, y se tranquilizan, al menos por el momento. Veo rebeldías en la calle por parte de la población insensata, léase el tigueraje, pero también gente de otras esferas sociales más elevadas que las de los jodíos de verdad, que al parecer no entienden que el pueblo cambió y que Luis Abinader trata de ayudar para que ese cambio sea real y aplicable a todas las estructuras del estado. 
Veo generales privando en guapos, unos indisciplinados e irrespetuosos exigiendo respeto; religiosos que saben más de aborto que las mujeres que han tenido veinte partos; veo políticos corruptos asustados, haciendo de todo para evadir los tribunales y la cárcel; legisladores aferrados a unos cuartos del pueblo llamados barrilito; veo las viejas bocinas cobrando todos los millones de chaflán, aun después de haber perdido el gobierno que los hizo millonarios por hablar mentiras; veo diputados haciendo lo que les da la gana, atentos a que fueron elegidos y no pueden ser cancelados por el poder ejecutivo; veo asociaciones de dueños bares y establecimientos de diversión, que solo piensan en sus cuartos, y que quieren que la desgracia de la pandemia solo les corresponda asumirla al pueblo jodío, y no a sus negocios. Veo un comunicador nombrado por el poder ejecutivo como asesor de prensa, y que prefirió pedir su cancelación, para ponerse a venderle publicidad al estado en un gobierno de su partido; es lo mismo que una bocina. 
Vi a unos presuntos ladrones acusados de haberse ladueñado de cientos de miles de millones de pesos del pueblo, cuando eran llevados a "rompicuesco", amarrados como andullo  rumbo a una cárcel de máxima seguridad. Todo eso se debió al trabajo de un grupo de fiscales, a los que se les metió el diablo y se querían comer a los imputados. Si sus palabras hubieran sido  balas, hoy no hubiera uno de esos acusados con vida. Ofrézcame! Eso trajo alegría colectiva en el país, porque ya nos estaba pareciendo que esos malandrines se podrían haber salido con las suyas; pero ahora, las cosas parecen que realmente están por cambiar; se volteó la arepa.    
Veo un tigueraje en la calle, renuente a cumplir con las restricciones tomadas por el gobierno, para detener el contagio de la pandemia del Covid 19. He visto varios ex funcionarios ladrones del gobierno pasado, queriendo coger las de Villa Diego hacia el extranjero, y cuando les pusieron la reversa,  dijeron que no iban a viajar,  que solo iban a comerse un mangú a la cafetería del aeropuerto, pero se iban con toda la familia. Veo al gobierno cogiendo las cosas en serio con el asunto de la pandemia, bueno, no tan en serio, porque han sucedido unas que otras bellezas en las que se debió actuar con dureza, y no se hizo. En fin, se ha visto toda una gama de situaciones propias del sub desarrollo, y de las malas costumbres adquiridas por algunos mañosos, que se han acostumbrado a hacer lo que siempre les  ha dado su maldita gana, porque han con tado en todos los casos con el  apoyo por malos y corruptos gobiernos como los del PLD. 
Bueno, el hecho es que hoy desde mi Covidiano encierro, sentí deseos de embarrar unas cuantas cuartillas; y digo embarre, porque no soy periodista, pues apenas soy un escribidor frustrado que ha querido decir algo el día uno del nuevo año 2021, pero antes, iniciaré con dos tuits hilvanados que hoy subí a esa plataforma social y que espero que el presidente Abinader y su señora esposa, a quien le digo Mi Doña, y a la que creo que ha sido la primerísima de las primeras damas, pues de ella  se hablará de un antes y un después de su paso por la casa del los horrores comesolianos, léase, el palacio nacional, por el fervor, el entusiasmo y el amor que le pone a todas las actividades que lleva a cabo, hace que las ya pasadas primeras damas sean poca cosa o casi nada, en cuanto a servir para algo desde el gobierno. Es mi deseo que ella y Luis cojan todo lo que digo  con su avena y por el lado amable, y que me se recuerden de mandarme lo mío \item=Laugh_01 \item=Laugh_02 bueno bueno, esto es solo una chercha, pues lo único que deseo en estos momentos, es ver a todos y cada uno de los delincuentes del pasado gobierno que asaltaron  al estado, metidos en un cepo y enliados como andullos.
MIS MENSAJES EN TWITTER: 
"Si desde el inicio de su gobierno, ante el irrespeto de terceros a las medidas tomadas por Abinader y su gobierno, la reacción de este es dar solo un golpe en una mesa, pronto veremos muchas mesas rotas además de las consecuencias; de hecho, ya las estamos viendo, solo ha que ver todas las fiestas clandestinas en los distiintos barrios de la capital y el país, y los grandes eventos que de manera insensata se vienen llevando a cabo en los hoteles de Punta Cana. ¿A quién carajo le tiene miedo Luis Abinader, porque hasta donde yo sé, él no le debe la presidencia a Punta Cana? Ya salió a relucir de nuevo el tayotaje deAbinader, que ya estaba dejando atrás luego de ser presidente. Digo esto y  no por joder la paciencia, porque he sido, soy y seguiré defendiendo al presidente porque lo está haciendo parecido a como simplemente soñé que se deben hacer las cosas, pero claro está, solo lo voy a defender hasta que me sea imposible defenderlo. 
Ahora solo estoy haciendo un ejercicio mental sobre lo que algunos dirán que son pequeñeces eso de las fiestas ilegales, comparadas con lo que hizo el pasado gobierno. No señor, dejar hacer, es tan malo como lo peor que pueda pasar, porque ahora estamos hablando de la vida de once millones de personas y que grupos de malditos cherchosos pega virus, no quieren entender que están contagiándose en la calle para luego ir a su casa a contagiar y posiblemente a matar al resto de la familia. El dejar hacer, trae sus propias consecuencias. Los gobiernos se desgastan no solo por el tiempo en el poder; tampoco los pueblos se jartan de los buenos gobiernos así por así; algo debe pasar para que eso suceda, y cuando pasa, es porque se viene cocinando poco a poco. Varios motivos hacen caer a un presidente en el ya famoso tayotaje; veamos dos o tres: hacer gala de una decencia desmedida, que es lo mismo que ser más papista que el papa; no actuar en consecuencia cuando debe hacerlo por temor a las críticas de la oposición o de cualquier sector de la vida nacional, o de gente mal intencionada de su partido; dar visos de irresponsabilidad, dejando de hacer lo que manda una situación determinada, ya sea por temor o por falta de cojones, cayendo en lo que siempre ha caído tantos presidentes; no tomar medidas responsables por el temor de perder votos. Para ser justo, ese no es tema no está ahora en el tapete ni en la mente de Luis Abinader, pero siempre se presenta en el palacio nacional durante las campañas electorales."

Todo lo antes dicho, entre otras cosas más, es un camino directo al tayotaje que puede dañar a quien crea que está haciendo el mejor de los gobiernos. Un presidente como el actual, debe saber usar sus dos manos, es decir, pasar una de ellas de manera suave y de manera elástica sin pasarse de bueno, pero con la otra, golpear a quien, o quienes irrespeten las directrices del gobierno y las leyes del estado. En resumen, Suavizar con una mano, y golpear con la otra a quien deba golpear. La mejor referencia para que un presidente actúe en el presente y en el futuro, es el pasado, porque no hay presente ni futuro sin un pasado. Cuando los pueblos exigen buenos gobiernos, es por lo que ya conocen y han sufrido con otros en el pasado. Esas exigencias estarán presente cada día, a cada hora y a cada minuto, y es por eso que hoy, se le reclama a un gobierno hacerlo mejor que ayer, pero ya mañana se le reclamará no haber hecho lo que debió hacer hoy; esto parece ser un trabalenguas, pero no, esta es la pura realidad. 
A Bértold Brecht, se le achaca la frase en la que, al referirse a las luchas de los verdaderos revolucionarios; él dice en la frase que los hay buenos y muy buenos, pero que solo los hombres que luchan toda la vida son los imprescindibles. Ahora me dirijo al presidente Abinader. Usted, como el ejecutivo de la nación, debe estar día a día luchando por hacerlo bien, pues no basta con haber empezado a hacer las cosas más o menos bien porque las que estará usted entre los imprescindibles de la frase; si no continúa de la misma forma en que comenzó y hasta mejorarla, podría caer usted relativamente, entre los imprescindibles, pero bajar el moco y no ser constante en su proceder, podría terminar no solo en el renglón de los muy buenos y de los buenos, sino, como cualquiera que haya sido de los peores; el hecho es terminar entre los imprescindibles.
Entonces, presidente Abinader, aunque con ciertos entuertos que usted empezó y que aún están por por ser enderezados, usted comenzó a gobernar bien y de la mano del pueblo, pero eso no lo coloca en el renglón de los imprescindibles, pues, para permanecer en ese grupo, debe estar día por día encima de los problemas que aquejan al pueblo, y oyendo sus reclamos por la vía que sea, sin dejarse meter los pelos pa´dentro de los ya famosos poderes fácticos, a los que usted puede manejar bien, pero sin llegar a hacerlos más poderosos en detrimento del pueblo pobre. Si usted logra hacer bién todo eso, en solo cuatro años pudiera usted estar relativamente entre los imprescindibles, y digo relativamente, pues la frase habla de luchar toda la vida, y yo me refiero a solo cuatro años que pudieran ser ocho. Si usted logra gobernar pensando en las palabras "Los imprescindibles" le aseguro que usted no tendría que hacer campaña proselitista para el próximo periodo presidencial, porque ya la misma estaría hecha y basada algo mejor, basada en hechos reales sobre los logros de su gobierno, y no en próximas promesas de campaña; son pocos los que logran eso, pero de lograrlo, sería el pueblo que le pidiera a gritos que siga en el poder, aunque con la boca, el pueblo viole la constitución al exigir su permanencia en el poder más allá de lo establecido. 
Mire usted, señor presidente, el alcance de hombres imprescindibles. ¡Anímese y métale mano a los que tengan que metérsela, no deje que su manotazo en la mesa quede sin efecto! En este país, todos, yaseanricos, pobres, asociaciones o no, deben coger la parte que les corresponde esta pandemia, porque los de abajo, no somos los culpables de que esta maldición haya invadido este batatal con luz al que seguimos llamándole dizque, país.