miércoles, 11 de enero de 2017

CHÁCHARAS: LA ZAFRA DE LOS SALUDOS LAMBONES EN EL PALACIO NACIONAL

Leí hoy que, funcionarios, amigos, allegados y simpatizantes del presidente Medina, fueron al palacio a darles el saludo de Año Nuevo.

Por Henry Osvaldo Tejeda

 Si Ud. quiere conocer los verdaderos lambones de este país, póngase atento  a las fechas siguientes que tienen que ver con el presidente del país: su cumpleaños, el día de Año Nuevo, el regreso de un viaje,  cumpleaños de la madre del presidente, etc. 
También podría ser por el pronunciamiento de un infeliz discurso ante la ONU, OEA, u otros organismos internacionales, si se curó de una saranana (Virgulilla) en la cara, si brinco una arroyito sin mojarse los zapatos; y son tan lambones y "pela guineos" que, hasta porque el presidente se haya comido carne podrida, lo felicitan.
 
Hay algunos que lo hacen de corazón, porque son amigos del presidente, y le expresan su amistad con sus saludos. Esos son los más seguros, los que no necesitan el carguito para vivir, pero esos son los menos, los demás lo hacen porque eso les asegura su estatus social por el cargo que tienen, amén de la "vitilla" que le la da la ocasión, reseñada en los medios de comunicación.


 Esas fechas son las ideales para que los lambones hagan gala del limpiasaquismo, y el crotalismo (Léase, arrastrarse como culebras), se pasan horas muertas en los pasillos del palacio nacional esperando el momento de ver al presidente, no les importa si les da hambre, sed, ganas de ir a “dar del cuerpo”  (léase, defecar).

Los puedes ver sudando como potros, con el pañuelito en la mano, vestidos con su mejor trapo, ensayan sonrisas, y hasta lo que van a decir al presidente. Me los imagino frente a un espejo:

_ ¿Cómo esta Ud. sr presidente?, tenga Ud. un feliz cumpleaños, y que el todopoderoso le dé ciento diez años mas de vida”.

Otro dice: _ ¡Felicidades Sr presidente! todos mis hijos, mi esposa, tíos y primos le envían sus más sinceros saludos, y por mi parte le deseo  que jamás en la vida, deje de aspirar a la presidencia para que este país no se hunda"

_ También mis vecinos lo felicitan, especialmente los señores, “Antes Rojo y ahora Morao”, y el Sr. "Primero jacho prendío, y ahora berenjena morada". Todos ellos me mandaron a recordarle lo que  Ud. les prometió.

Otro más, dice:
_ Aún no han arreglado la cañada  Culo’e maco”. Dicen también, que no se lleve Ud. de los que dicen que no se debe reelegir, y que si hay que quitarle el nombre a la pastillita aquella llamada aspirina para ponérselo a Ud., porque ellos están dispuestos a recoger un millón de firmas para eso”
 
Cuando el presidente abre  la zafra de los saludos, ahí vera Ud. desde el presidente de la Suprema Entelequia de Justicia, obispos, arzobispos, arzoavispas, arzo-avejas ponzoñúas, espalderos, delanterosc ontrateros, contralores,  asonahores, con olores, sin olores, contrapeores,  contratolateros  ( Busca contratas), moralistas (de Morales), también moralistas inmorales, Secretarios de: Cultura, agricultura, y por qué no, también aparecen algunos contranatura; en todas las fiestas del palacio siempre hay uno que otro "virao".

También los funcionarios de alguna dependencia del Estado que termina en “entas”  como la Cámara de Cuentas (pa’que no le cuenten hasta diez,  por gatos), habrán turisteros, parejeros, SundLanderos, y así, una amplia gama de terminados en “teros’, pero nunca habrá un zapatero, ni un batatero, ni un muellero (aunque sí, mueleros que dan muela), ni camioneros, ni pordioseros; me refiero a los pordioseros de la plebe, pues entre los mencionados antes, hay decenas de pordioseros, pero de altura.

Podemos ver también que se cuela gran parte de la fauna social como: hienas con corbatas, un gallo de color "Moreta", aves de piquito, gallos coloraos (que se salieron de su rejón), bueyes que antes “jalaban”, pero que ahora solo ordeñan y chupan: cotorras periodistas, jabalíes colmilluses,  Trucutuses cavernarios de esos que se renuevan cada cierto tiempo en la política, sin darse cuenta de que están viviendo ya el último depósito; pero siempre buscan la manera de reinventarse y colarse en los gobiernos;
carecen de vergüenza. 
También aparecen, quelonios que hoy tienen el caparazón  morado, pero que antes tenían un jacho como cabeza. También, hay saludan otras tortugas que una vez fueron rojas por dentro, y cierto tipo de prebendas la volvieron de color morado berenjena por  fuera
Hay una clase de animal híbrido en nuestra sociedad que es muy común, que necesariamente debe tener una testa (frente, o cabeza) de humano y cuerpo de perro, para darle nombre a su nombre al híbrido, es decir, al “Testaperro”, que no es más que un allante que hace la veces de cabeza de un gran perro.

 Hay una gran parte de lambones que por una razón u otra, no pueden ir, mejor dicho, no los dejan entrar a la zafra de los saludos, entonces deciden enviar una esquela de felicitación al presidente deseándole que rompa el récord de Matusalén, y que si alguna vez Dios se lo quiere llevar, que contrate una cuadrilla de lobistas, es decir, hacer que San Pedro cabildee su resurrección ante "Dios", y así poder volver a gobernar el fundo que dejó aquí abajo.


Esos son los lambones más comunes. ¡Qué paisito nos gastamos madre mía que estás en el….suelo! (descansa en paz madrecita), quédate en "El Más Allá, porque no te estás perdiendo de nada bueno en "El Más Acá".

De esta forma, mantiene en este batatal con luz la tradición trujillista de "ponerse donde el capitán lo vea", el miedo a no estar presente en el lugar y la hora indicada, mezclado con el lambonismo de estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario