lunes, 18 de diciembre de 2017

COMO CADA AÑO, SE HACE PRESENTE CON MAS FUERZA, LA CARA DE LA MISERIA

Por Henry Osvaldo Tejeda
https://iliocapozzi.blogspot.com/2017/12/como-cada-ano-resplandece-la-cara-de-la.html
En un país donde se derrocha tanto dinero, donde se pierden tantos miles de millones de pesos y dólares, que debieron ir a parar a los planes sociales de los más pobres del país, pero que fueron desviados para cuentas bancarias de los perversos políticos que ha parido este país en los años que llevaron como república, es lo que trae consigo la miseria que, en cada diciembre, se pone de manifiesto en toda su magnitud.


Pero eso no es casual, la miseria es creada, durante cuatro años, para luego comprarla en dos meses: en mayo, para cambiarla por votos, y en cada diciembre, para cambiarla por las famosas "cajitas navideñas" de pura miseria, cajitas que, por su contenido, debieran llamarse  "Las cajitas de la burla y de la desfachatez", porque son entregadas de la manera más burda e indolente; algunas veces, son lanzadas "a la garata con puño"; eso parte el alma contemplarlo.

Ancianos, niños, mujeres enfermas, embarazadas, y hasta impedidos físicos tirados en una acera ardiente dispuestos dejar el forro, o a matarse por una mierda de caja de esas.¡Abusadores!

Se pueden ver las grandes y tediosas filas de infelices que, entre empujones y empujones, las malas palabras, los boches, y los macanazos de los militares y policías, se pasan horas muertas debajo de un sol que les cocina los sesos, o un a guacero que le empapa la miseria y la hace más notoria; pero para ellos eso no importa porque están dispuestos a conseguir un rato de comida, sin importarles que esos mismos que los hundieron en la pobreza, sean hoy quienes les estén ayudando a no morirse, y ya ni recuerdan que hubo veces en ese mismo año en que, ni comieron una vez al día, y si comieron ese día, no sabían si comerían al otro. Ni por la cabeza les pasa que, esa miseria que los sancocha en vida, es causada por esos mismos verdugos que ahora les están "regalando" un mierda de caja navideña conteniendo menos de mil pesos en productos de mala calidad, sin darse cuenta de que les están regalando el dinero de sus propios impuestos.

No puedo seguir escribiendo sobre esta ignominiosa y abominable situación del pueblo pobre, porque es tanto el asco que le tengo a estos malditos corruptos y ladrones que, puedo perder la compostura y pasar estas jodías navidades del carajo peor que todo el mundo, pero sí quiero decirle al pueblo que no se desespere, porque sacar a estos delincuentes del poder, es solo cuestión de tiempo, y que tengan por seguro que las van a pasar mal, pues tendrán que pagar esta miseria y este atraso al que han llevado a este batatal con luz. Deberían recordar que, los pueblos se tardan, pero nunca perdonan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario