miércoles, 31 de diciembre de 2014

FELIZ CUMPLEAÑOS Y LARGA VIDA, NEGRA GUERRERO, MI NEGRA

Negra Guerrero, feli z de la vida

Henry Osvaldo Tejeda Báez 

Está hoy de cumpleaños, Negra Guerrero Báez, un santa viviente a la que inexplicablemente, no veo desde hace décadas. 

Un ser humano al que tanto yo como mi difunta madre, le debemos y le agradecimos tanto todo lo que  hizo para paliar nuestros sufrimientos, en momentos cruciales de nuestra existencia.

Apenas era yo un niñito, cuando recibí ese tan grande y desinteresado amor de esta gran señora, a la que adoraré mientras me quede un hálito de vida. Siempre atenta a su tía (mi madre) y a su pequeño vástago, a quien colmó de todo cuanto le fue posible.
Negra, junto a sus hermanas, Martha y Octavina Guerrero


Aún resuenan con nostalgia en mis oidos, las voces, un día la de Xiomara, y otro día la de Marilyn (ambas hijas de Negra) cuando se paraban en la empalizada de alambre que dividía su patio del de Doña Fabiola, desde donde llamaban a todo pulmón: ¡ Tía Vindaaaaaaaaa!. 


Era el plato de comida que diariamente, venía a suplir lo que nunca recibí de mi padre, un padre del cual puedo decir que nunca tuve.

Marilyn, hija de Negra
Es una historia muy larga de muchas penurias, y pocas y alegrías, pero Negra, ayudada por sus hermanas Martha y Octavina, paliaban nuestras penurias en la medida en que a ellas, era fuera posible.


Otro aspecto que no borraría de mi cabeza ni que me la formatearan de nuevo es que, mi ropa, es decir, mis pantaloncitos los hacía mi madre en una maquinita de mano, y la tela, provenía de los vestidos Negra siempre le regalaba. Nunca faltó ropa en mi casa, gracias a esa santa que hoy cumple año.

Negra, acompañada de Austria, la hija de Martha
Negra, no sabes cuánto te adoro y te agradezco, lo digo en un momento en que las lágrimas me quieren hacer dejar lo que escribo. Sí, Negra, tengo ahora los ojos llenos de lágrimas, tan solo de recordarte y lo desinteresada que simepre fuiste.

En este significativo día, quiero que recibas lo mejor que se le pueda desear a un ser querido, mucha salud y una larga vida. Aunque nadie puede sustituir una madre, sé que tu eres lo que más se acerca a mi madre. Gracias por todo lo que has sido en mi vida, y lo que fuiste para mi fallecida tu tía Vinda.


Nunca escuché a nadie decir tu nombre de pila, es más, aún no lo sé, pero eso no es óbice para decirte en este momento, que te  adoro con toda mi alma, y espero que esos familiares y amigos que están ahora a tu lado y te valoren en tu justa dimensión,  y le digan al mundo que tu,Negra Guerrero, eres una santa que has dado todo sin esperar nada cambio, cosa que has hecho durante toda tu existencia.
¡¡TE DESEO UN FELIZ CUMPLEAÑOS, Y UNA LARGA VIDA, NEGRA DE MI VIDA, NEGRA DE MIS RECUERDOS, NEGRA MIA, NEGRA DE TU TÍA Y, NEGRA DE TODOS!!  ¡HOY, TODOS BRINDAMOS POR TÍ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario